Circuito por Suiza en 2017

​Historia del chocolate suizo

El país alpino, junto con la zona alemana de la selva negra, se caracteriza por unos atractivos naturales e históricos que lo convierten en un lugar idóneo para hacer circuitos de verano este 2017. En gastronomía también destaca por varios motivos, en especial por la elaboración de chocolates. Sin embargo, la historia del chocolate en Europa no comienza hasta el siglo XVI cuando este rico alimento llegó de América.

La elaboración de chocolate estaba enfocada inicialmente a un público de clase alta y el norte de Italia era una zona especializada en su elaboración. Por esta razón, los primeros lugares donde se empezó a elaborar chocolate en Suiza fueron los cantones del Tesino y los Grisones, por maestros que habían aprendido el oficio en Italia.

La industria chocolatera suiza toma impulso en el siglo XIX, con la apertura de fábricas en las principales ciudades del país y se consolida como líder durante el siglo XX. El conocimiento de las técnicas para refinar la materia prima y mezclarla con otros ingredientes han dado a este país una ventaja comparativa.

​Tipos de chocolate

El chocolate se elabora en la práctica totalidad del país, y con los viajes organizados por Suiza podemos descubrir todos sus formatos y secretos.

El formato más popular suele ser la tradicional tableta rectangular dividida en onzas. Además del cacao, éstas se mezclan con otros ingredientes, como la leche, almendras, avellanas o incluso menta o frutas.

Si buscamos un formato más gourmet, podemos apostar por las trufas o los bombones, que pueden combinar diferentes variedades de chocolate. También hay que señalar que el chocolate rayado se utiliza para condimentar algunos platos.

​Circuito por la Suiza chocolatera

Los circuitos de verano 2017 te facilitan realizar un viaje chocolatero por Suiza. En primer lugar, existe la posibilidad de realizar un viaje por tren que te llevará desde Montreux a Boc, sede de la fábrica Cailler-Nestlé, pasando por la región de los quesos gruyere. L​a visita a la fábrica dispone de un pase interactivo y después podrás probar varios chocolates que harán las delicias de los más pequeños.

Por regla general, podrás degustar chocolate en varias de las fábricas del país o en establecimientos especializados en la venta al público. Además, también empiezan a proliferar establecimientos especializados para que los foodies se familiaricen con la elaboración casera.

Lugano, capital del Tesino, es un lugar ideal para realizar circuitos de verano en 2017 y cuenta con un museo del chocolate que vale la pena visitar, pues es una de las zonas del país con más tradición en la elaboración de este manjar, concretamente desde el siglo XVIII.

Friburgo permite comprar chocolate a precios muy competitivos en la centenaria fábrica Villars. Aquí también se puede degustar un rico chocolate a la taza. La ciudad cuenta con una prestigiosa universidad y una catedral de estilo gótico, la catedral de San Nicolás, que empezó a construirse a finales el siglo XII.

En Ginebra, además de poder visitar salones de té y chocolaterías con tradición, podrás zambullirte en un spa de chocolaterapia y aprovechar las propiedades de este ingrediente para la salud de la dermis. Por supuesto, si vas a esta ciudad, no dejes de contemplar su lago, uno de los más grandes de Europa.

En Lausana se puede visitar la chocolatería Durig, donde comprar chocolate de todo el mundo y aprender a elaborar tus propios bombones. Su catedral protestante, de estilo gótico, es uno de los lugares más importantes a visitar.

En Interlaken aconsejamos visitar el Swiss Chocolate Chalet, donde podrás encontrar una gran variedad de chocolates para todos los gustos.

Por supuesto, en cualquier circuito por Suiza no podemos dejar de hacer referencia a la ciudad de Zúrich, la más poblada del país. En Kilchberg puedes visitar la fábrica de chocolates Lindt, fundada a finales del siglo XIX y establecimientos como Chocolate Experience, donde aprenderás a elaborar tus propias creaciones. Además, te recomendamos que visites el Museo Nacional.

Finalmente, sugerimos una ciudad que, aunque perteneciente a Suiza, tiene un emplazamiento privilegiado para iniciar nuestro circuito por la selva negra, Basilea. Esta ciudad acoge un establecimiento denominado Beschle Chocolatier, donde aprender a elaborar chocolate casero.

Category: AlemaniaViajes a SuizaViajes organizadosViajes por Europa

Tags:

Article by: Berto