Si tienes un viaje organizado a Japón, debes aprender su cultura

Cuando tienes un viaje organizado a Japón es muy necesario que antes aprendas lo más importante de la tradición japonesa, para evitarte problemas innecesarios en los que pueden multarte o parecer desconsiderado al ciudadano de este país oriental. Por eso, para ayudarte, te damos algunos consejos para que vivas una buena experiencia. Además te mostramos algunos de los lugares que no te puedes perder.

Cuidado con lo que haces en tu viaje organizado a Japón

Si ya tienes tu viaje organizado a Japón, debes tener presente muchas cosas que en nuestra cultura se consideran normales, pero que el japonés no verá bien e incluso se sentirá insultado. Conociendo que debes cuidar el contacto físico, también haz caso de lo siguiente:

– No dejes propina. Está visto con malos ojos, ya que el precio por el buen servicio lo consideran cobrado en cualquier servicio de restaurante. Podrían ofenderse, porque puede verse como un signo de superioridad y nunca vas a quedar bien.

– El japonés es una persona muy cortés, pero no le vayas a agradecer su cortesía con dos besos. En la cultura japonesa no está bien visto que ni siquiera una pareja muestre su afecto tan explícitamente como el español está acostumbrado a ver. Puedes estrechar la mano o hacer una reverencia.

– No te suenes la nariz en público. Estés donde estés, siempre busca un baño, ya que está mal vista esta práctica. En cambio, podrás sorber los fideos con gusto. Aquí nadie te mirará mal, ya que se acostumbra hacer así.

– Ojo al utilizar los palillos. Si terminas de comer, déjalos sobre la mesa, ya que dentro del plato o del bol es visto de manera incorrecta.

– Una de las curiosidades de los japoneses es su extremada limpieza, incluso en la calle, donde te pueden multar por fumar o tirar basura. Por eso, sus calles lucen tan limpias.

– El silencio es una de sus características, ¡hasta en el metro! Respeta su entorno para encajar a la perfección.

– Los tatuajes no están muy bien vistos en Japón. Por eso, en baños públicos te pueden prohibir la entrada. Así que, si tienes alguno, seguramente no podrás conocer estos lugares

Costumbres y tradiciones japonesas

Puede que te resulte raro no encontrarte el número 4 en muchos sitios públicos. Dentro de la tradición japonesa, el cuatro representa la mala suerte, sobre todo porque en japonés suena a la palabra muerte, que se pronuncia “shi”.

Si vas a utilizar el metro, seguramente tengas la oportunidad de conocer a los “oshiya” o “empujadores”, que ayudan en el funcionamiento de este transporte, empujando o sacando a la gente de los vagones para permitir el buen tránsito.

Es parte de las costumbres y tradiciones japonesas la cortesía. Tendrás ocasión de comprobarla si tienes la suerte de coger el metro menos lleno de lo habitual y equipado con demasiados bultos. Te cederán el asiento, si es que estuvieran todos ocupados.

Sitios de internet te recomiendan ser tolerantes con los que deciden echarse un sueñecito en tu hombro en el metro. La verdad es que el japonés no está de acuerdo, a menos que, como cosa tuya, decidas permitirlo. Quién sabe; hasta es posible que pudieses ligar y no lo tengas programado en tu viaje organizado a Japón.

Dónde poner en práctica las costumbres aprendidas

Aunque en tu viaje organizado a Japón ya hayas planeado qué visitar, no debes perderte los siguientes lugares imprescindibles:

– Los toris, o entradas del santuario Fushimi Inari. Más de diez mil entradas forman una de las estampas famosas de Japón. Si te encandiló “Memorias de una geisha”, seguramente tengas grabada la imagen de este emblemático lugar en tu mente.

Entrada al Santuario Fushimi Inari.

Más de diez mil entradas forman una de las estampas famosas de Japón. Si te encandiló “Memorias de una geisha”, seguramente tengas grabada la imagen de este emblemático lugar en tu mente.

– Los templos de Kioto. El templo Kinkaku-ji, también conocido como “templo dorado”, es de visita obligada al visitar Japón. Te darás cuenta por su gran belleza. Tampoco puedes perderte los jardines de los templos Ginkaku-ji, así como las vistas que ofrece el templo Kiyomizudera.

– El barrio de Shinjuku en Tokio. Especialmente de noche podrás ver sus miles de luces iluminando las calles; un espectáculo que merece la pena.

– El bosque de Arashiyama, a las afueras de Tokio, se define por estar formado por bambú. Un momento de tranquilidad, rodeado de belleza, después de estar mucho tiempo en la gran ciudad.

Bosque de Arashiyama

Monumento de la Paz de Hiroshima. Un encuentro con la historia que merece la pena experimentar. Además de que la ciudad de Hiroshima es famosa actualmente por su modernidad.

Si tienes un viaje organizado a Japón, deberás tener en cuenta las costumbres japonesas, sabiendo actuar correctamente en los sitios que decidas visitar. Respeta la tranquilidad del japonés, así como sus bellos lugares que mantienen bien limpios y no olvides visitar sus famosos templos donde encontrarte con una cultura milenaria.

Conocer oriente es una experiencia que no debes perderte. En un viaje organizado a Japón no debe faltar visitar ciudades importantes como Tokio, Kioto o Hiroshima. Además, debes tener en cuenta la cultura japonesa, ya que el respeto para el japonés es primordial. Aprende qué debes evitar para estar preparado.

Category: Viajar a JapónViajes Singles

Tags:

Article by: Berto