Si ya estás preparando las maletas porque te mueres de ganas de salir de casa, tenemos un regalito para ti. Así lo tendrás todo listo cuando decidas liarte la manta a la cabeza y seguir disfrutando de tu mayor pasión. 10 curiosidades sobre Múnich te esperan para darte un poquito de oxígeno y prepararte para todo lo bueno que viene.

Comenzamos, ¿no?

1, 2, 3, 4, 5: ¡allá vamos!

¿Sabías que casi todas las construcciones de la ciudad son de mediados del siglo XX? La II Guerra Mundial sumió a la ciudad en el caos y muchos edificios se derrumbaron por los bombardeos. Múnich se ha ido recuperando poco a poco y es actualmente la tercera ciudad más visitada del país.

Por cierto, la mítica Oktoberfest, que nos vuelve locos a todos cada año, tiene su origen en esta ciudad alemana. ¡Gracias por este regalo Múnich!

Una torre de televisión de lo más especial. La Olympiaturm, insignia del Parque Olímpico de Múnich, es una de las construcciones más importantes de la ciudad. En ella encontrarás un restaurante giratorio (qué hollywoodiense) y podrás disfrutar de las perfectas vistas de la ciudad. Una panorámica deliciosa, ¿no crees?

También nos parece alucinante las vistas de los Alpes desde Múnich. Le otorga una sensación de tranquilidad y buen karma increíble a la ciudad. Es un puntazo.

Múnich es una ciudad ideal para los amantes del arte. En el barrio de Kunstareal encontraremos las tres principales pinacotecas de la ciudad. Toda la Historia del Arte a nuestro alcance, desde el romano y el griego hasta el contemporáneo. ¡Planazo!

Cinco platos fuertes

¿Sabías que Múnich cuenta con su propio Central Park? ¡Y es mucho más grande que el de la Gran Manzana! Sin duda, el verdadero pulmón verde de la ciudad. Se trata del Jardín Inglés de Múnich. Perfecto para perderse, pasear en bicicleta y caminar. ¿Te apuntas a descubrirlo?

¡Al rico (y potente) jäger! Y es que esta bebida, tan popular entre los jóvenes desde la década pasada, nació en Múnich. ¡No nos falles y tómate un chupito a nuestra salud!

Si te encanta salir de compras no puedes marcharte de Múnich sin visitar Maximilianstrasse, la calle comercial más glamourosa de la ciudad. ¡Sus escaparates y lujo te atraparán!

La noche muniquesa es una de las más vanguardistas e interesantes de toda Alemania. Representa un concepto totalmente diferente de ocio nocturno, que vale totalmente la pena descubrir. ¡Así que ya sabes!

Por cierto, el Museo BMW es perfecto para los amantes del motor. ¡No te lo puedes perder!

Y tú, ¿con qué curiosidad sobre Múnich te quedas? ¡Nos leemos en la sección de comentarios, viajero!

¿Quieres compartirlo?