Ya tenemos todo preparado en la cocina para salir de viaje contigo. ¿Nuestro destino de hoy? ¡Asturias! Viajaremos hasta el Principado a través de tres recetas riquísimas y que nos harán pasear por Oviedo, ver el mar desde Gijón y disfrutar de sus bellos paisajes.

¿Te apetece que comencemos?

Receta número 1: Pastel de cabracho

El cabracho es un delicioso y sabroso pez de lo más popular en las tierras asturianas. Hoy aprenderemos a cocinar un pastel salado de este pescado. ¿Nos acompañas?

Ingredientes

800 gramos de cabracho.

3 huevos.

3 palitos de cangrejo.

30 gramos de tomate frito casero.

1 pimiento del piquillo.

100 mililitros de nata líquida de montar.

10 gramos de mantequilla.

1 cebolla y 1 puerro. 

1 zanahoria y 1 hoja de laurel.

15 mililitros de aceite oliva virgen extra.

Sal y pimienta negra.

Pasos que seguir…

Ponemos una olla de agua y sal a hervir. Añadiremos la cebolla, el puerro, el laurel y una cucharada de aceite de oliva. Cocemos durante 10 minutos para preparar un caldo corto.

A continuación añadimos el cabracho y lo dejamos cocer un cuarto de hora. Retiramos y los limpiamos de piel y espinas. Precalentamos ahora el horno a 180 grados. Ponemos mantequilla en un molde de pastel y después lo forramos con papel de aluminio.

Con el pescado desmigado, los palitos de cangrejo, el pimiento de piquillo, los huevos, la salsa de tomate y la nata hacemos una mezcla bien batida hasta que formamos una pasta fina. La vertemos en el molde, alisamos el borde y horneamos durante 50 minutos.

Sacamos el pastel y lo dejamos enfriar dos o tres horas en el frigorífico. ¡Listo!

Receta número 2: Casadielles asturianas de nuez

Un postre dulcecito nos está esperando para alegrarnos la tarde. Así que ya sabes, manos a la obra. ¡Nos vemos en la cocina!

Ingredientes

1 placa de hojaldre de forma rectangular de 30×40.

200 gramos de nuez molida.

100 gramos de azúcar.

Pasos que seguir…

Mezclamos en un bol la nuez molida y el azúcar hasta que estén bien ligados. Vamos cortando el hojaldre en porciones de de 10×15 centímetros. Ponemos una cucharada de la mezcla en la parte superior y la doblamos. También doblamos el resto para conseguir una especie de empanadilla rectangular.

Horneamos durante 20 minutos y después las decoramos con azúcar lustre por encima. ¡Listos para comer!

Y tú, ¿con qué receta 100% asturiana te quedas? ¡Nos leemos en la sección de comentarios!

¿Quieres compartirlo?