Mira, pues hoy nos ha apetecido irnos hasta Canadá de viaje. Y queremos invitarte a venir con nosotros. No hace falta que compres un billete ni nada, tan solo necesitas unos cuantos ingredientes y moverte hasta la cocina. 

¿Nos acompañas, cruzamos el charco y pasamos una jornada un poco “different” en Canada?

¡Despegamos!

Receta número 1: Limonada al sirope de arce

Una receta bien refrescante y sencillita. Ideal para hacer con los más peques de la casa y entretenerlos en estos días en los que están tan aburridos. 

Ingredientes

Media taza de zumo de limón fresco.

1 taza de sirope (de arce preferiblemente, aunque lo puedes sustituir por sirope de fresa si lo prefieres).

6 tazas de agua mineral muy fría.

Pasos que seguir…

Es muy sencillo. Mezclamos el zumo del limón con el agua. Removemos bien y añadimos el sirope que nos apetezca. Que oye, un día es un día. 

Receta número dos: Poutine, riquísima comida callejera

Si quieres sentirte como si estuvieses paseando por el mismísimo centro de la ciudad más bulliciosa de Canadá, el poutine es el plato per-fec-to para ti. ¿Te apuntas a aprender a prepararlo? ¡Necesitamos tu ayuda! 

Ingredientes

5 patatas medianas, queso poco curado y aceite de oliva para freír.

Una cucharada y media de mantequilla, 1 cucharada colmada de harina.

300 mililitros de caldo, 1 cucharada de miel.

Medio vaso de vino tinto y 1 pizca de pimienta negra.

Pasos que seguir…

Preparamos las patatas bien fritas, que queden doraditas, con la preparación habitual. Ponemos en otra sartén a derretir la mantequilla junto a una cucharada de miel. Removemos hasta que quede todo ligadito e incluimos la harina. Removemos bien y, cuando la harina esté bien integrada, vertemos el vino tinto y el caldito según nos pida la salsa.

Le damos vueltas hasta que se espese. Luego le daremos un toque de pimienta negra. Ponemos las patatas en boles y cortamos el queso en daditos pequeños. Luego pondremos la salsa por encima y dejaremos que se derrita. R-e-a-d-y!

Receta número 3: Pouding du chômeur

Y un postrecito bien dulzón es casi una necesidad en días como estos. Un toquecito de azúcar para darle un sabor diferente a estos días de nuevas rutinas.  ¡Arrancamos!

Ingredientes

250 mililitros de sirope de arce, 200 mililitros de nata, 140 gramos de harina.

100 gramos de azúcar moreno, 10 gramos de levadura royal.

80 gramos de mantequilla, 1 huevo.

Pasos que seguir…

Calienta la nata con el sirope de arce ( si no lo consigues, el de caramelo, por ejemplo, también le dara un puntito especial), pero sin que llegue a hervir. En un bol mezcla la harina, el azúcar moreno, la levadura royal y la mantequilla hasta conseguir una masa pegajosa y vuélcala en el recipiente de horno que utilizarás. Échale por encima la nata y el sirope de arce y hornéalo durante 30 minutos. 

Déjalo enfriar… ¡y a comer!

¿Quieres compartirlo?