Y hoy llega el turno de 3 recetas bien castizas. Si es que como en España no se come en ningún sitio, ¿verdad? Salamanca, Valladolid, León o Zamora son algunas de las ciudades que nos esperan para deleitarnos con sus guisos y dulces. ¿Nos acompañas en esta aventura culinaria? ¡Arrancamos!

Receta número 1: Torreznos con patatas revolconas

Sí, los platos de Castilla y León son bastante contundentes. Un picoteo con fundamento es lo que te espera si te decides a preparar este delicioso plato. 

Ingredientes

4 patatas.

4 piezas de panceta curada.

1 diente de ajo.

2 cucharadas soperas de pimentón dulce.

Aceite de oliva virgen.

Pasos que seguir…

Primero prepararemos las patatas. Las pelaremos y coceremos bien, hasta que puedan triturarse fácilmente. Iremos haciendo también una ajada, con abundante aceite y los dientes de ajo. ¡No te olvides de ponerle también el pimentón dulce!

Añadiremos esta salsita al puré de patatas que hemos logrado y separaremos en dos fuentes de barro. A continuación prepararemos los torreznos. Para ello, pondremos una sartén al fuego con muy poquito aceite y colocaremos los torreznos con la piel hacia abajo. 

Los freiremos en frío y después cogeremos un cazo para freírlos en caliente y que la carne también se cocine bien. Cortamos en trocitos y lo mezclamos con el puré de patatas, como si fuésemos a dipear.

¡Y listo!

Receta número 2: Bollo maimón

Un dulcecito siempre viene bien, ¿a que sí? Pues hoy vamos a aprender a cocinar una receta salmantina muy especial. ¡Última llamada para los más pasteleros de la casa!

Ingredientes

4 huevos.

150 gramos de harina de almidón.

100 gramos de azúcar.

1 cucharada de aguardiente.

Corteza de 1 limón, rallada.

2 cucharadas de azúcar en polvo.

Pasos que seguir…

Mezclaremos con varillas el azúcar, el aguardiente, la corteza de limón rallada y los huevos hasta que quede una mezcla blanquecina. Incorporaremos poco a poco la harina hasta que quede todo bien ligado. 

Meteremos la mezcla en un molde horno con agujero central. Os recomendamos que lo untéis con un poquito de mantequilla para que no se quede pegado. Precalentaremos el horno a 180 grados y después introduciremos el bizcocho durante 25 minutos.

Lo sacaremos, espolvoreamos el azúcar el polvo por encima y desmoldearemos. ¡Y a disfrutar!

Receta número 3: Postre del abuelo. Sencillito, pero resultón

Es una receta muy, muy sencillita. Vamos, que la puede preparar hasta un niño pequeño. Oye, que también es una buena idea, ¿no te parece? ¡Allá vamos!

Ingredientes

400 gramos de queso de burgos.

8 cucharadas de miel.

4 cucharadas de nueces peladas.

Pasos que seguir…

Cortamos el queso en cuatro porciones iguales y las bañamos con abundante miel. Luego le añadimos las nueces peladas como decoración. Un golpecito de nevera y… ¡delicia lista!

Y tú, ¿con cuál de estas 3 recetas te quedas? ¡Nos leemos en la sección de comentarios!

¿Quieres compartirlo?