La France, notre petite amie… Ay, nuestra pequeña amiga. Uno de los países más visitado del mundo cada año. Uno de los destinos más queridos y al que podemos viajar fácilmente cocinando.

¿Nos acompañas a descubrir 3 ricas recetas para viajar a Francia sin salir de casa? ¡Allá vamos!

Receta número 1: Quenelles

Las quenelles son uno de los platos más clásicos y, al mismo tiempo, desconocidos de la gastronomía francesa. Esta rica receta puede convertirse en un estupendo primer plato para cualquier comida.

Ingredientes

Un vaso de agua, 200 gramos de harina de trigo y 50 gramos de mantequilla.

50 gramos de carne picada, 3 huevos, una pizca de nuez moscada y otra de sal.

Pasos que seguir

Pon el contenido de un vaso de agua a calentar a fuego lento. Cuando hierva, incorpora los 50 gramos de mantequilla, una pizquita de sal y otra de nuez moscada. Luego remueve.

Añade los 200 gramos de harina. Importante: poquito a poco y sin parar de remover la mezcla. Deja reposar la masa 5 minutos, hasta que esté espesa. Saca la cazuela del fuego y añade los 3 huevos uno a uno. Añades el primero y remueves hasta que se integre. Haz lo mismo con el segundo y con el tercero. 

Incorpora a continuación la carne picada y deja que la mezcla se temple. Coge después dos cucharas y comienza a dividirla en porciones redondeadas. Reboza las quenelles en harina y pon luego a calentar agua con sal. Cuando hierva, mete una a una hasta que floten. Significará que están listas.

Ahora solamente tienes que servirlas con tu salsa favorita. Voilà!

Receta número 2: Vichyssoise, para los días calurosos

Si te apetece una receta fresquita, sencillita y llena del mejor sabor, una vichyssoise es una idea perfecta para tu cena. Un plato que, además, es muy sano. ¡Comenzamos!

Ingredientes

1 muslo de pollo, 1 carcasa de pollo, 5 puerros y 2 patatas.

1 cebolleta, 1 cebollino y 1 zanahoria.

150 mililitros de nata, 1 cucharadita de mantequilla y un poquito de perejil.

1 litro de agua, sal y aceite.

Pasos que seguir

Pon la zanahoria, los puerros, el perejil y el pollo en una olla a hervir. Pica después la cebolleta y el cebollino en otra cazuela con el aceite y la mantequilla. Añade las patatas y rehógalo todo a fuego lento.

Cuando esté preparado, tritúralo todo con la batidora y añade la nata líquida después mientras la mezclas poco a poco con la cuchara. Sírvelo en diferentes boles y mételo a la nevera a enfriar. ¡Cena lista!

Receta número 3: Crêpes, la merienda ideal para los peques (y para los no tan peques)

Si tienes niños en casa, enseñarles a cocinar es una idea ideal para hacer la cuarentena mucho más agradable y entretenerlos. Hoy aprenderemos a cocinar crêpes al estilo francés. ¿Te apuntas?

Ingredientes

125 gramos de harina y un vaso de leche. 

5 gramos de azúcar, 50 de mantequilla, 2 huevos y una pizca de sal.

Pasos que seguir

Primero fundiremos la mantequilla metiéndola 30 o 40 segundos en el microondas. Pondremos después en un vaso de batidora la leche, la mantequilla derretida y los huevos. Añadiremos después la harina, el azúcar y la sal. Trituraremos todos los ingredientes y los pasaremos por un colador para que no queden grumos. 

Prepararemos una sartén y la untaremos con un poquito de mantequilla para que no se pegue. Iremos vertiendo la masa y cocinándola por ambos lados hasta que se acabe.

Et voilà! Te recomendamos que utilices sirope de chocolate, de fresa o mermelada para untarlos. ¡Riquísimo!

¿Quieres compartirlo?