Y es que Salzburgo es mucho (muchísimo) más que la ciudad en la que nació el excelente Mozart. Salzburgo es arte, color, poderío y vida. Es una joya en pleno Tirol. Una joya llena de secretos que vale la pena descubrir (y de los que hay disfrutar cada segundo y sin duda). Acompáñanos a descubrir alguno de los lugares más encantadores de tu viaje a Baviera y Tirol en el Puente de noviembre.

¿Y qué tipo de rincones secretos tenemos para ti?

Pues hemos hecho una selección con unos cuantos rinconcitos que le darán un toque diferente a tu viaje y lo harán, desde luego, inolvidable. ¿Nos acompañas en esta ruta por los lugares más especiales de la ciudad de Salzburgo?

Castillo de Leopoldskron

El pasado de este palacio es muy intenso y está lleno de historia. Fue construido por orden del arzobispo de Salzburgo a mediados del siglo XVIII para alojar a su familia. Después fue propiedad de un lugarteniente e incluso llegó a convertirse en una de las residencias del rey Luis I de Baviera.

Está rodeado por un pequeño lago y un bosque y cuenta con unas espectaculares vistas de la fortaleza de Hohensalzburgo. El edificio es de uso privado en la actualidad y sirve de espacio para congresos, reuniones y celebraciones. Un espacio espectacular y que vale la pena visitar, aunque solo podamos acceder a sus alrededores.

Río Salzach, un verdadero paseo para recordar

Y si lo que quieres es llevarte el mejor recuerdo posible de la dulce Salzburgo, un paseo por el río Salzach es un plan imprescindible en tu viaje a Baviera y Tirol en noviembre. Sus puentes cruzan la ciudad de lado a lado y te darán la oportunidad de descubrir la ciudad desde un punto de vista diferente. Un plan ideal para darle un toque de lo más especial a un anochecer en esta ciudad del Tirol. Perfecto para parejitas enamoradas y para grupos de amigos que quieren disfrutar de cada rincón de Salzburgo. ¡Planazo!

Cementerio de San Pedro

Oye, no te asustes, ¡que no pasa nada! La belleza de un cementerio normal y corriente puede ser discutida (y lo entendemos). Pero la de este… pues no hay quien la niegue. Sus jardines, sus criptas y sus panteones llaman la atención de quien los visita. Además, acoge a personajes tan célebres como el hermana de Mozart y del hermano pequeño de Haydn. ¡Si es que Salzburgo es ciudad de músicos! Además, sirvió de escenario para la filmación de la famosísima película “Sonrisas y lágrimas”, protagonizada por Julie Andrews a mediados del siglo XX. ¡Un verdadero espectáculo! No te lo irás a perder, ¿verdad?

¿Qué más podemos pedirle a la genial Salzburgo? Si es que no dejará de sorprendernos… ¿Te apuntas a este viaje tan “different”? ¡Te esperamos!

¿Quieres compartirlo?