¡Y qué importante es ser viajeros disfrutones! ¿O no? Aprovechar al máximo nuestro viaje y disfrutar todo lo que podamos de cada segundo, de cada momento y de cada experiencia. Y hoy te buscamos unos cuantos planes para que le saques todo el juguito a tu tiempo en Stuttgart. ¿Nos acompañas a descubrir todo lo que Stuttgart guarda para ti? Dale un toque extra a este viaje organizado a Sur de Alemania.

¿Y qué planes nos esperan?

Desde conseguir unas vistas maravillosas de la ciudad desde lo alto de la local y famosa torre de televisión, salir de compras por Königstrasse o pasear por Schlossplatz. Bueno… y alguno más secreto, la verdad.

¿Arrancamos?

De compras por Königstrasse

Se trata de una de las principales vías comerciales de la ciudad. Además, es una de las zonas más populares para irse de compras. Encontrarás a un montón de compradores locales en plena sesión de shopping. Si te encantan las compras, no puedes dejar de hacer una visita a esta calle tan larga y llena de opciones. Por cierto, encontrarás tiendas de todo tipo, así que no hay excusa. ¿Y no te parece un souvenir de lo más original para acordarte de este viaje? La idea ya va cogiendo forma en la cabeza, ¿a que sí?

Paseíto por Schlossplatz

Es plaza más grande de la ciudad y acoge el castillo nuevo de Stuttgart desde principios del siglo XIX. Sus jardines son realmente bellos y bien merecen un paseíto por sus alrededores. Además, si el sol nos acompaña, podremos sentarnos para tomar un respiro y comer algún bocado. Además, acoge un mercadito navideño todos los años. Imagínate un atardecer bien bonito caminando por sus jardincitos. ¿A que apetece el plan? Un pequeño oasis de naturaleza y paz en pleno corazón de la ciudad.

Vistas panorámicas desde la torre de televisión

Sí, tal y como lo oyes: si te apetece disfrutar de unas vistas panorámicas de Stuttgart, debes subir a la torre de televisión. Cuenta con dos observatorios a más de 150 metros de altura. Y, bueno, también cuenta con una cafetería donde puedes tomarte algo (especialmente si tienes un pelín de vértigo). Una experiencia única, diferente y que vale la pena vivir. Es, desde luego, una oportunidad perfecta para conocer (y disfrutar) de la ciudad de una manera bastante distinta.

Un museo… diferente

Stuttgart cuenta con un museo de lo más original: el museo Mercedes-Benz. Allí podremos conocer la interesante historia del automóvil (¿y qué seríamos hoy en día sin coches?). En sus 9 plantas podremos conocer los más de 135 años de historia de este tipo de vehículo. Una visita imprescindible para los amantes de los coches. Bueno… y para viajeros curiosos en general. Por cierto, Porsche cuenta también con un museo en Stuttgart. ¿Qué tendrá esta ciudad con los coches?

¿Quieres compartirlo?