Disfrutar del Puente de noviembre en Estrasburgo es una tarea muy sencilla. Tan solo tienes que centrarte en una cosa: elegir los modelazos con los que disfrutarás nuestro viaje a Selva Negra y Alsacia.

Bromas aparte, hemos preparado cuatro planes para que le saques todo el jugo a tu tiempo en Estrasburgo.

¿Comenzamos?

Planes para todos los gustos

Un paseo en bici por la ciudad, una buena dosis de arte contemporáneo, un museo popular y un parque muy espectacular son los planes que te esperan para darle un toque especial a tu viaje organizado a Selva Negra y Alsacia en este Puente de noviembre.

Estrasburgo a golpe de pedal

Si estás en buena forma y te apetece descubrir Estrasburgo a tu manera y disfrutando de un buen paseo, recorrer la ciudad a pedal es una opción estupenda para ti. La ciudad cuenta con una gran cantidad de establecimientos en los que poder alquilar una bici y cuenta con equipos para todos los gustos.

Así que ya sabes: ropa cómoda, agua y algo de comida para reponer fuerzas. Además, Estrasburgo está perfectamente preparada para los cicloturistas. Se trata del carril bici más largo de Francia, con más de 500 kilómetros de longitud. ¿Preparados para recorrer Estrasburgo en bicicleta? ¡Nos encantan los planes bien originales!

Museo de Arte Moderno y Contemporáneo

Si algo caracteriza a Francia es la cantera de pintores, escultores y arquitectos con los que ha contribuido a la Historia del Arte. En Estrasburgo podremos disfrutar de deliciosas obras de Arte Moderno y Contemporáneo en una de las pinacotecas de la ciudad.

Monet, Picasso, Kandinsky y Brauner son algunos de los protagonistas de este museo en el que, además, podremos disfrutar de una biblioteca de arte, una sala de arte gráfico e incluso un auditorio. Una parada imprescindible para los amantes de la pintura y de la escultura. Encontrarás este museo en el número 1 de la plaza de Jean Arp.

Musée Alsacien

Y si lo que te apetece es sumergirte a fondo en la Historia y las tradiciones de Alsacia, este museo es, sin dudas, la opción ideal para ti. Podrás conocer el modo de vida y el pasado de esta encantadora región. ¿Cómo? A través de sus trajes, su artesanía, sus muebles y sus objetos cotidianos

Mucho encanto y un jardín interior que conseguirá que viajes en el tiempo. Más de 60.000 personas visitan el museo cada año. Además, es un clásico de la ciudad, ya que abrió sus puertas por primera vez hace 110 años. ¿Su dirección? Números 23 y 25 del Quai Saint-Nicolas. 

Parc de l’Orangerie

Los picnics siempre son bienvenidos, ¿verdad? Pues hoy os proponemos que os deis un buen festín en este precioso parque en pleno centro de la ciudad, aunque fuera del conocido casco histórico.

Su lago es uno de sus principales atractivos. Si tenemos suerte podremos disfrutar del nado de los cisnes. Una auténtica delicia. ¿Nuestra recomendación? Compra, por ejemplo, una buena merienda en un supermercado, túmbate con una mantita y dale una alegría a tu estómago mientras disfrutas de las vistas. ¿A que apetece?

 

Y tú, ¿con qué plan te quedas para tu Puente de noviembre? ¡Nos leemos, viajero!

¿Quieres compartirlo?