Imagínate la buena estampa. Un día paseando y conociendo la romanticona Salamanca con un final para quitarse el sombrero: una buena cenita.

Y como queremos que disfrutes al máximo de tu estancia en una de las ciudades más encantadoras de Castilla y León. ¿Te vienes con nosotros a cenar esta noche? ¡Arrancamos!

Vinodiario, encanto a pocos metros de la catedral

Sí, lo sabemos. La zona de la catedral de Salamanca es una de las más llamativas y atractivas de toda la ciudad. Y en este barrio tan top encontramos Vinodiario, perfecto para los amantes de la comida casera.

Ideal para compartir en familia y degustar una nueva versión de los platos típicos de la zona. Sus camareros son la mar de simpáticos y el servicio es rápido y muy efectivo. Por cierto, ¡no puedes dejar de probar la tarta de queso! De-li-cio-sa.

Cuzcobodega, placer en pleno centro

Un poquito de cocina moderna siempre viene bien, especialmente cuando se cuenta con la mejor materia prima. Y de eso en Cuzcobodega saben (y mucho). Por cierto, como su propio nombre indica, es el lugar ideal para probar un buen vino.

Que si pulpito con reducción de módena, que sin una hamburguesa bien jugosa… ¡en Cuzcobodega vas a disfrutar de lo lindo! Cenita y paseíto: pla-na-zo. Y si eres un enamorado de la carne, será tu lugar ideal. ¡No te lo pierdas!

La Pepita Burguer Bar, un pedacito de América en Salamanca

Un hamburguesote después de un día de caminata entra bien. Sí, estamos de acuerdo. Pero, ¿por qué conformarse con un menú insípido de comida rápida? En La Pepita Burguer Bar conseguirás una experiencia única

Por cierto, sus postres también son un puntazo. Así que todos los carnívoros y viajeros golosos son bienvenidos en este restaurante. Está muy bien situado, en concreto en la Plaza del Ángel, una de las más céntricas de toda Salamanca.

Te estamos poniendo los dientes largos, ¿a que sí?

El Laurel, ideal para los amantes de la tranquilidad

Si necesitas un poquito de calma y relax en tu cena antes de irte a dormir, El Laurel te está llamando con todas sus fuerzas. Y es que El Laurel es casi una parada obligatoria de cualquier viaje a Salamanca. Una ensaladita, una hamburguesa al estilo mediterráneo, un buen platito de carne… Mmm, casi podemos oler el aroma que sale de las cocinas de El Laurel. ¡Qué hambre nos ha entrado!

Así que ya sabes, El Laurel te está esperando con los brazos abiertos. Por cierto, su servicio es excelente y consigue redondear una noche perfecta.

iPan iVino, el punto perfecto de modernidad en Salamanca

No podía faltar un toquecito de modernidad para sacarle todo el jugo a Salamanca. iPan iVino se caracteriza por un ambiente a caballo entre tradición y vanguardia. Carnes, pescados y los mejores caldos de uva cocinados con las técnicas más modernas. Uno de los restaurantes más sofisticados (pero accesibles y con buen precio) de toda la ciudad.

Y tú, ¿con cuál de todos estos restaurantes te quedas? ¿Conoces algún buen restaurante que no aparezca en la lista? ¡Cuéntanoslo todo, todito, todo!

¿Quieres compartirlo?