Tanto si has decidido embarcarte en nuestro viaje organizado a los Pirineos aragoneses y catalanes como si vas a descubrir Zaragoza por libre, tomar fuerzas antes de comenzar cualquier aventura es siempre imprescindible.

Así que hoy te traemos 5 cenas de escándalo para disfrutar de Zaragoza al máximo. ¿Preparados?

Plaza Goya

Ubicado en pleno casco antiguo de Zaragoza, Plaza Goya es uno de los restaurantes favoritos de los maños. Una mezcla de cocina tradicional y de vanguardia, perfectamente ligada y muy suculenta. Si eres fan de las ensaladas, Plaza Goya es ideal para ti. Además, un buen jamoncito de Teruel o el típico tomate rosa te harán disfrutar al máximo. Sus postres son también variaditos y un puntazo para los amantes de lo dulce. Puedes visitar  Plaza Goya en el número 7 de la Calle San Miguel.

Crudo Taberna Gastronómica

Una carta pequeña, pero muy completa y llena de deliciosos platos. Crudo Taberna Gastronómica se caracteriza por su cocina de fusión, que combina recetas españolas con platos asiáticos de exóticas fragancias. El local es muy acogedor y el ambiente es, sin duda, inmejorable. Sus vinos son una delicia también, así que si amas los buenos caldos, es una parada imprescindible durante tu estancia en Zaragoza. Visita Crudo Taberna Gastronómica en la calle del Doctor Cerrada, número 40. Muy cerca del centro de la ciudad.

Café Nolasco

La comida mediterránea es la protagonista de este original café en el casco antiguo de Zaragoza. Comida saludable y con una pinta realmente deliciosa. Además, Café Nolasco cuenta con un patio interior con jardín vertical. Da una paz sentarse a comer algo allí… Increíble, de verdad. Ideal para una cena ligera y ubicado en un lugar perfecto para dar una paseíto antes de volver al hotel. Una experiencia “different” que no podemos dejar de probar. Descubre Café Nolasco en Calle San Jorge, 18.

Wenceslao

Y si prefieres un restaurante un poquito más típico, pero igual de llamativo y delicioso, Wenceslao es la opción perfecta para ti. Las raciones son generosas y su personal es muy amable. Por cierto, sus arroces y pescados son los favoritos de sus comensales. La ensalada de ventresca es per-fec-ta. Su decoración rústica es un verdadero puntazo, por cierto. 

Puedes visitar Wenceslao en el número 33 de Mariano Supervía.

La Ultramarina

Pequeña y familiar, La Ultramarina es ideal para una cena con amigos y como colofón perfecto a tu estancia en Zaragoza. Tapas clásicas, pero con un toquecito diferente y familiar. Una opción divertida y acogedora, que le dará un toque “different” a tu noche. La Ultramarina se encuentra en el número 1 de Roger de Flor.

¿Con qué restaurante te quedas para redondear tu experiencia en Zaragoza? ¡Nos leemos, viajeros!

¿Quieres compartirlo?