¿Aburridos de estar en casa, verdad? Aunque estamos realizando una labor impecable como ciudadanos responsables, hay veces que lo más nos apetecería es salir de casa y viajar sin miedos ni preocupaciones.

Así que, para aliviar la espera, hemos preparado unas cuantas escapaditas para que vayas planeando tus próximas vacaciones cuando todo esto pase.

¿Te apuntas a nuestro plan? ¡Te esperamos!

Bruselas, esencia belga

Bruselas es una de nuestras ciudades favoritas de Bélgica. No en vano, la capital de Bélgica es dinámica, joven y cuenta con un ambiente muy especial. Pasear por la Grand Place mientras nos comemos un gofre, conocer al curioso Manneken Pis o disfrutar de las vistas desde del Atomium son algunos de los planes imprescindibles que no podemos perdernos en la gran Bruselas.

Su ambiente es señorial, pero de lo más amable. Un destino ideal también para el verano, por lo suave de sus temperaturas. 

Ámsterdam, epicentro de los Países Bajos

Países Bajos, tan chiquitito como lleno de encanto. Amsterdam, su capital, es una de las ciudades más recomendables del país. Un paseo al borde de sus canales es, simplemente, delicioso. La vida cultural más dinámica del país se desarrolla en sus calles y tienen cabida todo tipo de sensibilidades.

Como ya sabrás, las flores son uno de los principales activos del país. Una visita por su mercado local se convertirá en una experiencia i-nol-vi-da-ble. Bueno, si tienes alergia al polén, no… 

Por cierto, la plaza Dam es una de las paradas obligatorias si visitas Ámsterdam. ¡No puedes marcharte sin tomarte una cervecita allí!

Estocolmo, ciudad de sorpresas

Sus vistas son espectaculares. Su diseño, apasionante. Sus calles, maravillosas. Estocolmo es la puerta de entrada perfecta para conocer Suecia y una gran carta de presentación. Gamla Stan, el So-Fo, Djugarden y la fika. Esos cuatro conceptos y lugares resumen a la perfección la esencia de la capital sueca. Es una ciudad perfecta para conocer en 3 días. Una escapadita “different” que te permitirá bucear en la magia de este curioso país. ¿La conocerás por fin Ueste verano? ¡Los sueños están para alcanzarlos!

Oslo, encanto noruego

Si te encanta Escandinavia, pero ya has visitado Suecia o prefieres conocer Noruega, Oslo es la opción ideal para ti. A pesar de ser la capital, no es una ciudad demasiado ruidosa ni bulliciosa.

Se trata de un lugar bastante tranquilo, pero con mucho encanto. Además, ofrece una gran variedad de opciones culturales. Se trata de una experiencia diferente. Por cierto, si decides viajar a Oslo no puedes marcharte sin pasear por el parque Vigeland. Es alucinante y te regalará una de las tardes más especiales de tu vida. ¿Te unes a este viajecito?

Viena, la bella de Austria

Austria es uno de esos países que, a pesar de estar relativamente cerca de España, no solemos visitar tanto. Y Viena es la joya de la corona austriaca. Sus palacios imperiales y grandes avenidas la convierten en un bomboncito para los amantes del turismo urbano.

Por cierto, uno de sus principales palacios, el de Schönbrun, alberga en sus jardines el zoo más antiguo de Europa. Por cierto, cuenta con un grupito adorable de pandas. ¡Si es que no te lo puedes perder!

Y tú, ¿con qué capital europea te quedas? ¡Cuéntanoslo en nuestra sección de comentarios!

¿Quieres compartirlo?