Oye, nos gustaría empezar explicándote que no tenemos ningún problema con la Sirenita de Copenhague. Es más, ¡incluso le hemos dedicado una entrada de nuestro blog! Pero conocemos Copenhague y sabemos que es mucho más que esa estatua pequeñita y encantadora. Por eso te traemos los 6 lugares que tienes que descubrir sí o sí en tu viaje a Copenhague. ¿Nos acompañas?

Pero antes, unos cuantos datos sobre Copenhague

Como ya sabrás, Copenhague es la capital de Dinamarca y da hogar a más de un millón de personas. Un millón de personas a las que les encanta moverse en bici. Sí, tal como lo lees: Dinamarca es uno de los países más bici-friendly de Europa. Visitarla a lomos de las dos ruedas es buena opción en tu tiempo libre, por cierto. 

Comenzamos con esta ruta especial

Descubre con nosotros estos 6 lugares especiales para sumergirte a fondo en la magia de Copenhague.

Muelle de Nyhavn

Se trata, sin ninguna duda, de una de las estampas más especiales, románticas y bonitas de Copenhague. Pasear frente a sus casas de vivos colores y sentarse a contemplar las vistas a pie de mar le da un toque diferente y bastante dulce a tu viaje a Copenhague. Es una de las ciudades más animadas y con más vida de toda la ciudad. Y los lugareños suelen salir a tomar una Carlsberg bien fresquita en cuanto el sol asoma por sus ventanas. ¿Te animarás a hacerte una sesión de fotos improvisada en este muelle tan particular? ¡Ya nos contarás!

Gråbrødretorv

Gråbrødretorv es una de las plazas más conocidas y concurridas del centro de Copenhague. Un incendio arrasó con los edificios originales del siglo XIII, así que los que encontrarás actualmente son mucho posteriores. Concretamente del siglo XVII. Los colores son similares a los del muelle de Nyhavn, pero tienen también su propio encanto. Si el tiempo acompaña, podrás tomar un refresco o merendar en la terraza de alguno de los bares y cafeterías que siembran la plaza. Un relax con unas muy buenas vistas, ¿no te parece?

Rundetårn

Rundetår (Torre redonda en español) es el observatorio astronómico más antiguo de toda Europa. Su rampa de más de 200 metros nos abre el camino hasta su cima, donde podremos contemplar las estrellas con su potente telescopio. Una ocasión genial para contemplar Copenhague desde las alturas. Por cierto, tenemos una idea genial para que consigas un souvenir muy (pero que muy, muy) original. Usa el modo panorámico de la cámara de fotos de tu móvil para hacer una foto estupenda de Copenhague. ¡Después podrás imprimirla y convertirla en tu propia postal! Si es que en Different Roads nos encantan los regalos originales…

Jardines de la Universidad de Copenhague

Un agradable paseo por sus senderos llenos de rosales, arroyos, canales y bosques te espera en los jardines de la Universidad de Copenhague. Además, este era uno de lugares favoritos de la clase alta local de antaño. Una especie de viaje a un mundo paralelo que te relajará y permitirá disfrutar de Copenhague desde un punto de vista diferente y, sobre todo, único. Aunque están algo alejados del centro, vale realmente la pena visitarlos.

Brumleby

Brumleby es una comunidad muy… original. Una zona residencial con sus propias reglas y con su propia forma de funcionamiento. Os recomendamos que la visitéis, sobre todo si os encanta sumergiros en el día a día de las ciudades que visitáis cuando vais de viaje. Aunque es un espacio abierto, tenemos que intentar ser respetuosos y no armar escándalo. Por cierto, si viajas con niños tenemos una buena noticia para ti: en su interior alberga uno de los parques infantiles más curiosos y llamativos de todo el continente. 

 

Christiania

Y de barrio especial pasamos a otro barrio bien diferente. Y es que Christiania se trata de un pequeño barrio en Copenhague que se declara independiente y fuera de la Unión Europea. Aunque, por supuesto, este estatus no está reconocido por ningún organismo, si que es cierto que sus calles se rigen por sus propias reglas. Un ambiente de libertad y respeto se respira en este barrio.

¿Quieres compartirlo?