Si has decidido que quieres despedirte de 2019 desde Polonia, ¡enhorabuena! Has elegido uno de los mejores destinos para disfrutar una experiencia única, divertida y, sobre todo, perfecta para ti.  Hemos estado pensando en cómo sorprenderte y darle un toquecito diferente a tu Fin de año 2019. Así que nada, te hemos traído en estos 6 planes para que lo des todo (pero todo, todito, todo) en tu viaje organizado a Polonia en Fin de año. ¿Comenzamos?

Pero antes… unas cuantas recomendaciones

Queremos asegurarnos de que sabéis a los que os enfrentáis. Sí, sí: os espera una aventura. Pero, oye, 0 preocupaciones: que es una aventura de las buenas. Vais a descubrir uno de los países más acogedores y con uno de los pasados más apasionantes de la vieja Europa. Así que (ahora sí que sí), ¡arrancamos!

Recorre (de noche) la preciosa Plaza del Mercado

Es una de las plazas más bonitas de la ciudad. Bueno, en realidad es uno de los lugares más mágicos y atractivos de Cracovia. Te recomendamos que pasees por sus alrededores cuando caiga la noche. Sus edificios al atardecer reflejan la luz del sol de una manera muy llamativa. Refugiate en los soportales que la rodean y observa el ir y venir de los locales. Descansa y disfruta de esa atmósfera encantadora antes de regresar de vuelta al hotel. ¡Valdrá la pena!

Un ratito en el parque Planty

El parque Planty es uno de los espacios verdes más valorados de Cracovia. Se encuentra alrededor del casco antiguo de la ciudad. Su forma de anillo le otorga un aspecto singular. En sus bancos podrás descansar y respirar algo de aire fresco. Con sus 8 kilómetros de longitud es el lugar perfecto para salir a dar una vuelta o hacer una sesión cortita de footing. (Así que si te apasiona el running, mete las zapatillas en la maleta si te animas). Una visita imprescindible en tu viaje organizado a Polonia en Fin de año. 

De compras por la calle Florianska

Un planecito de compras siempre bien, ¿a que sí? Pues nada, vamos preparando la cartera para todas los souvenirs (bueno… y algún caprichito) que nos llevaremos de Cracovia. Fuera de bromas, la calle Florianska es una de las zonas comerciales más conocidas de la ciudad. Además, cuenta con algunas de las fachadas más antiguas y con más historia de toda la ciudad. Aunque no te apasione el shopping vale la pena visitarla. Además, te conducirá hasta la Plaza del Mercado que hemos comentado antes. ¡Ya sabes!

Paseo por el barrio judío

Una de las zonas de Cracovia con una mayor carga histórica y sentimental. Imprescindible para poder comprender la identidad polaca actual. Un barrio que fue testigo de grandes atrocidades durante la II Guerra Mundial. Actualmente se trata de una de las partes más vitales y movidas de la ciudad, muy transitada por los estudiantes locales. 

¡A la caza de la estatua!

Es realmente curioso, pero es que Cracovia cuenta con más de 70 estatuas del antiguo papa Juan Pablo II. Y es que Karol Wojtyla, nombre secular de este papa, nació en Polonia. La adoración de los polacos por “su” papa es indiscutible. Encontrarás estatuas de Juan Pablo II a lo largo y ancho de la ciudad.

Visita la fábrica de Schindler

Sí, el famoso Schindler de la película existió. Y en Cracovia podrás visitar su fábrica. El acceso a la exposición es gratis los lunes, pero deberías buscar tu entrada antes. Es, sin duda, una forma fantástica de conectar con esa parte tan especial de Cracovia en tu viaje organizado a Polonia. ¡Disfrútala!

Y tú, ¿con qué te quedas de Cracovia? Cuéntanoslo todo, todito, todo en la sección de comentarios. ¡Nos leemos, viajeros!

¿Quieres compartirlo?