¡Cómo nos gusta descubrir esas curiosidades que forman parte de los países donde viajamos!. Detenernos en esos pequeños detalles que nos llaman la atención por ser tan diferentes a nuestras costumbres y cultura. Conocer las curiosidades de un país nos permite empaparnos aún más sobre el destino y sus tradiciones que lo hacen tan especial, ¿verdad?

Irlanda, la Isla Esmeralda, como se le conoce por sus inmensos paisajes verdes, esconde muchas curiosidades. Si estás pensando en viajar a Irlanda próximamente, vente con nosotros a conocer estas 8 curiosidades que seguro te van a encantar. ¡A por ellas!

El gaélico es el idioma de la isla

Aunque es verdad que cada vez se habla menos, se estima que casi la mitad de los irlandeses es capaz de hablar este idioma derivado de las antiguas lenguas celtas. Junto al inglés son los dos idiomas oficiales de la isla. Lo habitual es encontrarte ambos idiomas en los carteles y señalizaciones en calles y carreteras, pero el gaélico suele ir primero.

Por cierto, ¿sabías que el alfabeto gaélico solo cuenta con 18 letras? ¡Qué curioso!.

Cartel en gaélico e inglés

El Titanic se construyó en Belfast

El 31 de marzo de 1909 comenzó la construcción del famoso trasatlántico en un astillero de Belfast, en Irlanda del Norte. En Belfast están grabados el alma y la historia del Titanic, desde su construcción hasta el triste desenlace de su hundimiento en su viaje inaugural tras chocar con un iceberg con 2.224 personas a bordo.

Si viajas a Belfast no puedes perderte el Centro Interactivo Titanic Belfast. Cuenta con nueve galerías, donde te explican a una escala impresionante la historia del barco desde su creación hasta su trágico hundimiento. Podrás ver una exposición sobre los astilleros, un cine submarino y una increíble recreación de los camarotes. ¡Im-pres-cin-di-ble!.

El parque más grande de Europa

Si vas a viajar a Dublín este dato te encantará: aquí se encuentra el parque urbano más grande de Europa, el Phoenix Park, con más de 700 hectáreas de extensión. Necesitarás más de 3 o 4 horas para recorrerlo entero. ¡Es increíble!

Como curiosidad: el parque se creó en 1662 como reserva de ciervos. Presta atención a las zonas más boscosas del parque porque es posible encontrar familias de ciervos que aún utilizan el parque como morada.

Phoenix Park. Dublín, Irlanda

El día de San Patricio es de color verde

El 17 de marzo es el día de San Patricio (San Patrick’s Day), patrón de Irlanda. Ese día es fiesta nacional y todo el mundo lo celebra y se viste de verde, el color nacional símbolo de Irlanda. Por cierto, el origen de la fiesta es religioso, como celebración de la llegada del catolicismo a Irlanda. En 1903 se convirtió en festividad pública.

Día de San Patricio

Actualmente y desde hace ya muchos años esta festividad se ha popularizado a nivel mundial e incluso algunas grandes ciudades como Nueva York, Chicago, Londres, Buenos Aires o Toronto celebran desfiles en este día.

Música en las venas

La influencia de la música en este país va mucho más allá de la música celta. Además de la famosa gaita, en Irlanda encontramos instrumentos tradicionales propios como el bodhrán (una especie de tambor pequeño), el fiddle (parecido a un violín) y el tin whistle (un silbato).

Y es que Irlanda es un país muy vinculado a la música, que ha visto nacer a grandes bandas y músicos tan populares como U2, Hozier, Sinéad O’Connor, Ronan Keating, Enya, The Corrs, The Cranberries, Van Morrison o Rory Gallagher, entre muchos otros.

Una cosa que nos encanta de este país es que es muy habitual que en los pubs encontremos música en directo. Tomarse una auténtica cerveza Guinness mientras disfrutas del ambiente de la música en vivo es… ¡Wow!.

Temple Bar, zona con bulliciosos pubs y conciertos en directo. Dublín

Halloween tiene su origen en Irlanda

Pues sí, aunque no te lo creas, la famosa fiesta americana no es tan americana como creemos. Esta tradición se exportó al continente americano a través de los emigrantes irlandeses, y tiene su origen en la tradición celta de Samhain. Realmente es un origen muy curioso porque los celtas creían que con el fin del verano y la recogida de las cosechas se entraba en una estación más oscura. Una época en la que el hecho de que las noches fuesen más largas significaba que los espíritus podían llegar entrar en el mundo de los vivos.

Los celtas tenían una relación con el mundo de los espíritus y de los muertos basado en la creencia de que la línea que separa el mundo de los vivos y los muertos es muy estrecha.

El país de la cerveza

Cuando llegues a Irlanda no te hará falta mucho tiempo para darte cuenta de la fuerte vinculación que este país tiene con la cerveza. Y no es para menos, ya que Irlanda es la mayor productora de cerveza negra del mundo, y la bebida más consumida entre sus habitantes y visitantes.

Por cierto, toma nota que en Dublín se encuentra la fábrica Guinness Storehouse, donde se fabrica esta cerveza y está abierta al público para visitarla los 7 días de la semana. Conocerás la historia de la famosa cerveza, su proceso de elaboración, la antigua maquinaria que se utilizaba para fabricarla y muchos más secretos. Y lo mejor: al acabar la visita llegarás a la azotea del edificio con su famoso Gravity Bar, un lugar muy especial desde el que puedes disfrutar de unas encantadoras vistas de la ciudad mientras te tomas una pinta, cortesía de la casa.¡A disfrutarla!.

Guinness Storehouse, Irlanda

El arpa céltica

Este es otro de los grandes símbolos de Irlanda, que además aparece en las monedas de euro irlandesas y en el escudo del país. La tradición del arpa céltica se remonta hasta la época medieval. En el Trinity College de Dublín se conserva la más antigua que se conoce: la Brian Boru Harp, que data nada menos que del siglo VIII.

Pero…¿Sabías que el arpa es una marca registrada de Guinness? Pues sí, de hecho cuando el gobierno quiso utilizarla como símbolo nacional tuvo que hacerlo colocándola de forma invertida. ¡Que curioso!.

Arpa Brian Boru Harp en el Trinity College de Dublin

Y tú, ¿con qué curiosidad de Irlanda te quedas? ¡Nos leemos, viajero!.

¿Quieres compartirlo?