Continuamos nuestra ruta por la siempre vital, moderna y ecléctica Barcelona. Tras reponer fuerzas con un estupendo desayuno llega el momento de lanzarse de nuevo a la calle para seguir descubriendo la magia de esta ciudad.

¿Qué vamos a visitar hoy?

Hoy es el turno de descubrir algunas de las zonas más románticas, auténticas y especiales de Barcelona: el mercado de la Boquería, el barrio del Raval, el Portal de l’Àngel y, por supuesto, el Barrio Gótico.

El turno de la Boquería

La Boquería es el mercado más conocido y transitado de la Ciudad Condal. Ubicado a pie de rambla, encierra la esencia más auténtica de la capital catalana. Frutas, verduras, pescados, flores. Mil delicias y una más para darle un buen repaso a tus papilas. Una maravilla a tu alcance. Fruta fresca y de temporada y bares donde tomar un aperitivo y disfrutar de un breve descanso. La Boquería es pura vida y no te lo puedes perder. Ya desde su entrada nos promete una experiencia única. Su particular arco y ese olor tan especial que inunda tus sentidos son la carta de presentación ideal de este famosísimo mercado. Además, sirve de puerta de entrada al fantástico barrio del Raval.

El Raval

Es el alma de Ciutat Vella, uno de los barrios con más dinamismo, ritmo y vida de toda la ciudad de Barcelona. La vida bohemia local se desarrolla esencialmente aquí y es una parada obligatoria para cualquier amante de lo vintage. 

Historias curiosas de un barrio obrero, dinámico y lleno de vida. Un barrio que vale la pena conocer y por el que pasearse es, simplemente, un placer. ¿Le darás una oportunidad al Raval?

Portal de l’Àngel

Una avenida peatonal llena de tiendas te está esperando en tu viaje a Barcelona. Una moderna avenida comercial que sirve de puerta de entrada perfecta al Barrio Gótico de la ciudad.

Date un delicioso paseo por esta gran avenida, curiosea entre los escaparates o dale un vistazo a los puestos callejeros que, en ocasiones, encontrarás montados a los lados. Además, vale la pena mirar hacia el cielo y disfrutar de las fantásticas fachadas de pequeños balcones que se levantan a lo largo de esta avenida. 

Barrio Gótico 

La Catedral de Barcelona, la Plaza de Sant Jaume, la Plaça del Pí y la Plaza Real son las principales protagonistas y foco de vida del Barrio Gótico de Barcelona. Visitarlos es una cita casi obligatoria si vas a viajar a la Ciudad Condal. Y tomarse una cervecita o un refresquito con un aperitivo es, por ejemplo, casi una tradición.

Llega el final del día y, con él, el momento de descansar y reponer fuerzas para tu tercer día de viaje organizado a Barcelona. ¡La aventura sigue!

¡Hora de dormir, viajero! 

¿Quieres compartirlo?