¿Estás pensando ya en tus próximas vacaciones de verano? Si buscas un destino diferente y lleno de magia, desde Different Roads te proponemos realizar nuestro circuito organizado por el Sur de Inglaterra y Francia.

Como agencia de viajes online especializada en viajes organizados, sabemos lo importante que es para nuestros usuarios vivir experiencias únicas en sus salidas. Por eso, el Mont Saint Michel es uno de los principales protagonistas de este viaje organizado al Sur de Inglaterra y Francia.

Visitar Mont Saint Michel en un circuito organizado por el Sur de Inglaterra y Francia

Este pequeño islote frente a la costa de Normandía es uno de los destinos turísticos más populares en Francia. Y no es extraño: en cuanto lo visites por primera vez, no podrás olvidar la magia de su paisaje, que llega a convertirse en un escenario digno de película.

Mont Saint Michel solamente mide 4 km² , y es un enclave especialmente rocoso entre tierras normandas y bretonas. Su imagen se ha convertido en icónica por su fortaleza-abadía medieval, que culmina con una aguja de 170 metros de altura. Su silueta consigue dar a la isla un aire propio de un escenario de película de misterio o, incluso, de ciencia ficción.

Esta isla puede presumir de tener más de 14 siglos de historia fascinante, que ha conseguido seducir a personajes como Víctor Hugo. Haber servido como lugar de culto o como prisión ha hecho que Mont Saint Michel sea mucho más que un destino turístico.

Las llanuras que rodean la abadía, las misteriosas mareas de esta zona y la misma presencia de la fortaleza construida a 170 metros sobre el nivel del mar hacen de esta isla un paraje enigmático, espectacular y, una parada obligada de cualquier viaje organizado al Sur de Inglaterra y Francia.

 

La historia de la abadía

Mont Saint Muchel se fundó en el siglo VIII y está considerado una de las mejores muestras de la arquitectura religiosa de la Edad Media. Se eligió este enclave para su construcción porque era el lugar donde el arcángel San Miguel se apareció en diversas ocasiones al obispo de Avranches. Su importancia histórica y cultural es tal que fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1979.

Las mareas de Mont Saint Michael

La isla no sería la misma sin las mareas que llegan a su costa. Ellas son las responsables de que la isla sea un territorio completamente inexpugnable y, por lo tanto, de que la abadía y la fortaleza en sí se hayan convertido en un espacio realmente enigmático.

La clave de estas mareas radica en que la isla se encuentra en el escenario de las grandes mareas de la Europa Occidental, que llegan a su costa dos veces al día y la aíslan por completo. De hecho, un puente construido a los pies de la roca es la única vía de acceso a Mont Saint Michel en estas ocasiones.

Para que te hagas una idea de lo que significan estas mareas, debes saber que hay una diferencia de 15 metros entre la marea alta y la baja. Te recomendamos que aproveches tu circuito organizado por el Sur de Inglaterra y Francia para pasar por la isla antes de que se produzca el fenómeno. Así, podrás elegir un buen lugar para contemplar el espectáculo. ¿Una sugerencia? Opta por colocarte en la pasarela, la plaza de al abadía o las murallas para tener una buena perspectiva. Las campanas de la abadía avisan con tiempo de cuándo va a cambiar la marea.

En los casos más extremos de grandes mareas, el mar puede retroceder hasta 15 km para luego subir muy rápidamente y volver a dejar el Mont Saint Michel completamente aislado, con su imagen genuina de isla.

Circuito organizado por el Sur de Inglaterra y Francia

La abadía, un imprescindible de los viajes organizados al sur de Inglaterra y Francia

Si llegas hasta esta isla con tu circuito organizado por el Sur de Inglaterra y Francia, no puedes marcharte de Mont Saint Michel sin visitar la abadía.

El edificio todavía está habitado por monjes benedictinos, que llegaron aquí hace más de 10 siglos y la han convertido en un punto de cultivo cultural y espiritual de gran valor. Además, es una auténtica joya arquitectónica. Si te gusta el arte, no puedes dejar de contemplar el claustro, la Marveille o algunos de sus edificios de estilo gótico.

Otro paraje de especial belleza poética de visita obligada para quienes paran en Mont Saint Michel en su circuito organizado por el Sur de Inglaterra y Francia es el cementerio, un lugar donde la espiritualidad y el arte que caracterizan la isla se unen para crear una atmósfera increíble.

Si todavía no has decidido dónde ir de vacaciones este verano, piensa en el sur de Inglaterra y Francia como destino de tu viaje. Podrás descubrir joyas como Mont Saint Michel, una isla con historia y personalidad especiales.

¿Quieres compartirlo?