Situada en pleno corazón de Europa, con múltiples lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y 10 Reservas de la Biosfera, Polonia tiene mucho que ofrecer a sus visitantes.

  • Polonia lugares de Interés

Hay mucho que ver en Polonia, el imponente castillo de Malbork, uno de los más grandes de Europa; los espectaculares Montes Tatras, frontera natural con Eslovaquia; la región de Mazuria y sus mil lagos; Białowieża, el último bosque virgen del viejo continente y donde habitan los casi extintos bisontes europeos; y otros lugares que relatan de forma silenciosa los momentos más siniestros de la historia, como son la Guarida del Lobo, el cuartel general de Hitler y donde se perpetró el fallido intento de asesinato, planificado por Claus von Stauffenberg, a quien da vida Tom Cruise en la película Valkiria; y el Campo de Concentración de Auschwitz, uno de los lugares más visitados de Polonia, testimonio del horror nazi y símbolo del holocausto.

Pero son las encantadoras y coloridas ciudades Polonia con su alma y carácter, los Tesoros de Polonia, que conquistan el corazón del visitante para siempre.

  • Ciudades más bonitas de Polonia

¿Cracovia o Varsovia? No hay polaco que no te haga esta pregunta, ¡tan sencilla a la par que complicada!

-Cracovia es la joya de la corona, la favorita de polacos y la ciudad más visitada del país. Su plaza medieval es la más grande de Europa, y centro neurálgico de la ciudad.  Allí se encuentra la Lonja de los Paños, el comercio más antiguo del país y la Iglesia de Santa Maria, desde cuya torre, cada hora se toca el Hejnał, el trompetista marca las horas y se detiene en la misma nota en la que fue interrumpido por una flecha tártara que le causó la muerte, allá por el año 1240, cuando avisaba a la población del ataque invasor.

Sobre la ciudad de Cracovia se eleva la colina de Wawel, allí se encuentran el Castillo Real y la Catedral, lugar de coronación y sepulcro de Reyes. En las cercanías se encuentra Kazimierz, el barrio judío de Cracovia,  barrio de artistas, conciertos y exposiciones, y donde aún podemos ver parte del muro original del que fuera uno de los guetos más importantes de Polonia, y del que sobrevivió el pequeño Roman Polanski.

Cracovia, Polonia
Plaza del mercado de Cracovia, Polonia. © Clara Estrems

Varsovia, la ciudad Fenix, ya que fue totalmente destruida durante la II Guerra Mundial por los nazis y casi completamente reconstruida con ayuda de todo el país, siguiendo los planos originales. Símbolo de resistencia y carácter, Polonia capital es hoy en día es una impresionante ciudad donde se conjuga pasado y modernidad y ha sido declarada por el New York Times la ciudad más chic de Europa

Ver Varsovia es imprescindible cuando se visita Polonia, la vibrante ciudad tiene múltiples atractivos, preciosos palacios y jardines como Łazienki; imponentes edificios comunistas como el simbólico Palacio de Cultura, que no deja indiferente a nadie; el interesante y hípster barrio de Praga, donde las antiguas fábricas son ahora salas de conciertos y galerías de arte. Un lugar en el que conviven en perfecta armonía, los rascacielos de las multinacionales con un cine fotográfico en 3D del siglo XIX, lugar de entretenimiento de nazis, soviéticos, locales y ahora también de visitantes curiosos.

Varsovia, Polonia.
Palacio de Cultura y Ciencia, Varsovia, Polonia. © Clara Estrems

Gdansk, la ciudad de la libertad. La preciosa ciudad portuaria enamora a los visitantes desde el primer instante, sus históricos edificios y ricas fachadas en otro tiempo símbolo de la riqueza de la burguesía, hacen ahora de la ciudad una de las más bonitas de Polonia.

La calle Mariacka considerada como la calle más bonita de Gdansk, es un ejemplo de la arquitectura tradicional de la ciudad. Las casas, antiguamente propiedad de mercaderes y orfebres tienen fachadas con una rica decoración. Esta calle es también el mejor lugar para encontrar el oro del báltico, el tan apreciado ámbar.

La bella ciudad es conocida como la ciudad de la libertad, ya que fue allí donde nació el movimiento obrero Solidaridad que inició la caída del comunismo en Europa.

Gdansk, Polonia
Casa de Oro, Gdansk, Polonia. ©Clara Estrems

 

Wrocław. La ciudad fue polaca en la Edad Media y luego, checa, austriaca, alemana y volvió a Polonia en 1945. Católicos, judíos y protestantes habitaron y aún lo hacen, la capital de la Baja Silesia.

La plaza del Mercado rivaliza en belleza con la de Cracovia y no tiene ni mucho menos nada que envidiar a la primera. El majestuoso ayuntamiento gótico preside una plaza llena de vida, tanto en invierno como en verano, abundan los restaurantes y cafeterías, con un encanto especial.

Esta ciudad joven y dinámica que fue capital cultural europea en 2016, es perfecta para dejarse llevar y disfrutar de las calles y plazas, guiados por los pequeños enanitos de bronce que nos sorprenden en cada esquina.

 

Enanitos de Wroclaw (Polonia)
Enanitos de Wroclaw (Polonia).

 

Poznan. Ciudad de tradiciones artísticas y comerciales, es sede de la Feria Internacional de Muestras. Destaca su preciosa plaza del Mercado, delimitada por sus tan característicos edificios de ornamentadas y coloridas fachadas y presidida por el ayuntamiento, una verdadera obra de arte renacentista. Desde su torre, cada día se oye el toque de trompeta, mientras de su reloj del siglo XVI salen las figuras de unos cabritillos chocando sus cuernos uno contra otro.

Rådhuset i Poznan, Polonia.
Plaza del mercado de Poznan, Polonia.

 

Torun. La ciudad de Copérnico es además de Patrimonio de la Humanidad, capital mundial de las galletas de jengibre.

La ciudad medieval de Torun es una de las más antiguas de Polonia y una de las más bonitas. Sus antiguas murallas y sus calles de ladrillo nos transportan a los tiempos en los que el joven Nicolás Copérnico miraba al cielo con el fin de demostrar que la Tierra giraba alrededor del Sol y no al revés.

Para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad hay que cruzar el puente, desde allí podremos ver como la caída del sol transforma el rio en un espejo en el que se refleja la preciosa Torun, una imagen inolvidable.

Torun, Polonia.
Torun, Polonia.

Y ahora si te preguntan ¿Cracovia o Varsovia? ¿Qué responderás? Hay tanto turismo en Polonia qué visitar que si viajas con Different Roads,  no podrás responder a esta pregunta con una sola palabra.

¿Quieres compartirlo?