Ay, que te hemos pillado con las manos en la masa. Preparando el maletón para irte de viajecito a Vietnam y Camboya, ¿verdad? Querido amigo viajero, querida amiga viajera… tenemos que hablar. Tenemos unos cuantos consejitos preparados para que disfrutes al máximo de tu viaje a Vietnam y Camboya. Unos cuantos truquillos para que le saques toda la chicha a este viajecito tan estupendo por el Sureste Asiático.

Consejos vendo y para ti (sí) tengo

La purita verdad es que nos apasiona que disfrutéis de cada pequeño detalle del viaje y que construyáis recuerdos inolvidables. Nos motiva muchísimo saber que vuestra experiencia en Vietnam y Camboya ha sido diferente, especial y, sobre todo, vuestra.

¿Te apuntas a saber por qué Vietnam es tan (tan, tan) especial? ¡Vamos!

1- Hidrátate (pero hidrátate de lo más bien).

Beber agua mineral embotellada es muy importante durante tu viaje a Vietnam y Camboya. No, no puedes beber agua del grifo en estos países porque no es potable. Consumir agua no tratada te puede provocar graves problemas de salud. Desde luego, es un peligro que no debes correr bajo ningún concepto. Pero bueno, beber agua es necesario y esencial. Por eso, te recomendamos que compres agua embotellada de forma regular. ¡Beber agua es salud, viajeros!

2- Con visera mucho (muchísimo) mejor

Las insolaciones y mareos no son bienvenidos en ningún viaje, ¿a que no? Así que, bueno, ya sabes. Ponte visera cuando viajes a Vietnam y Camboya. Sí, quizá no sea el complemento más estiloso del planeta, pero te puede venir muy bien si pasas mucho tiempo al sol. ¡Hay que cuidarse! Además, una gorrita no ocupa demasiado espacio en la mochila, ¿verdad? Hay algunas bastante bonitas y que incluso pueden darte un toche chic. Todo es investigar…

3- Comida callejera: bien, pero con cabeza

Sí, puedes comprar comida en algún puesto callejero, por supuesto. Además, es una forma fantástica de conocer la auténtica cocina vietnamita y camboyana. Pero, oye, es mucho mejor ir con cuidado. Fíjate bien en los productos que utiliza cada vendedor y el aspecto. Mucha gente come en puestos callejeros en estos países sin problemas, pero siempre es mucho más seguro degustar algún plato en un restaurante. En resumen: compra y come con cabeza. 

4- ¡Cuidado con los cruces!

Los vietnamitas y los camboyanos no se caracterizan precisamente por ser demasiado buenos conductores. Así que te recomendamos que durante tu viaje a Vietnam y Camboya estés muy atento mientras caminas por la calle. Especialmente cuando quieras cruzar de una acera a otra. Los pasos de peatones y los semáforos no son muy respetados en estas latitudes. Así que ya sabes: ojito y con calma. Pero no te preocupes: nuestro guía experto te acompañará durante todo el recorrido y te ayudará. 

5- Abre tu mente. 

Sin duda, el consejo más importante. Abre tu mente, ábrete y disfruta de la cultura y el arte de Vietnam y Camboya. Lánzate y mézclate con sus gentes, sus costumbres y sus comidas. Ríe, aprende y dale una vuelta de tuerca a tus vacaciones. Regálate la oportunidad de viajar dejando los problemas atrás y entregándote sin reparos a la experiencia genuina de sumergirte en la apasionante realidad del Sureste Asiático.

¿Quieres compartirlo?