Si vas a pasar tus vacaciones en Rusia nuestros consejos te vendrá de perlas. Rusia es un país que no solo está alejado en el espacio, sino también por lo que respecta a sus usos y costumbres. En general esto suele pasar en casi todos los países, sin embargo ocurre que entre unos países hay más similitudes que entre otros, por ello merece la pena que dediquemos en nuestro blog una entrada para que tengas en cuenta algunas particularidades de este país. Saber esto te vendrá muy bien si decides pasar unas vacaciones en Rusia.

La mejor época del año para viajar a Rusia

La bebida del país por excelencia es el vodka y no es de extrañar, pues Rusia es un país extremadamente frío. Cuando decimos que se trata de temperaturas extremadamente frías te queremos decir que visites el país entre los meses de verano. Concretamente, la mejor época del año para pasar tus vacaciones en Rusia es entre los meses de mayo y septiembre. Se trata de unos meses en los que las temperaturas allí son muy suaves, así que no olvides echar ropa de manga larga para la noche y los días más fríos. Puedes echar alguna sudadera o algún jersey.

Palacio Peterhof, San Petersburgo

 

Un buen seguro antes de pasar tus vacaciones en Rusia

Si te pones enfermo durante tus vacaciones en Rusia o si tienes algún accidente es posible que tengas que visitar un hospital. Por otra parte, para entrar en Rusia es obligatorio contratar un seguro. Así que te recomendamos que contrates un seguro con unas primas más altas de las habituales. Y te preguntarás por qué. La razón es que la sanidad pública rusa es de muy mala calidad, por ello es recomendable visitar un hospital privado, si bien suelen ofrecer sus servicios a unos precios excesivamente elevados.

Transporte en Rusia

Panel II Guerra Mundial, Estación de metro Park Pobedy

Una forma que se suele recomendar para moverse por destinos turísticos de basta extensión, como es el caso de Rusia, es el alquiler de un vehículo. Sin embargo hemos de hacer una excepción en este caso. Y hay dos buenas razones para ello: la primera y más importante, es el mal estado de buena parte de las carreteras del país, muchas de las cuales ni siquiera están asfaltadas. La segunda buena razón para no conducir por Rusia es que las condiciones climáticas extremas del país dificultan considerablemente la conducción, por ello lo más recomendable es utilizar los distintos servicios de transporte público que tengamos a nuestra disposición, tanto para movernos entre ciudades como para movernos por el interior de estas.

¿Quieres compartirlo?