Y llegamos a nuestra última jornada por la fantástica y siempre viva Madrid. Día de museos en tu viaje a Madrid. Seguramente el Museo del Prado haya encendido esa chispa de ganas de visitar los mejores museos de la ciudad. Hoy te proponemos que pasees por el Museo Reina Sofía y por el Museo Thyssen-Bornemisza. Dos imprescindibles del panorama artístico de la capital española.

Mañana de museos

Tras reponer fuerzas con un buen desayuno, comenzaremos nuestra ruta hasta el Museo Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza. Una buena sesión de arte contemporáneo en las mejores manos. Un planazo, sin duda.

Museo Reina Sofía

Si quieres disfrutar de un rápido y completo recorrido por la Historia del Arte española del siglo XX, el Museo Reina Sofía es el lugar indicado para ti. Uno de los siglos más convulsos de la Historia de nuestro país a tu alcance, conociendo el arte que inspiró a los mejores creadores del país. Además, el museo cuenta con actividades especiales de conexión con artistas. Una verdadera gozada que no puedes perderte en tu viaje a Madrid. Si eres un amante del arte, este es tu museo, sin dudas. Además, acoge el famosísimo Guernica de Picasso, una de las obras cumbre del pintor malacitano. 

Museo Thyssen-Bornemisza

Más de 7 siglos de Historia a tu alcance. Ese es el atractivo del Museo Thyssen-Bornemizsa. Además, su web cuenta con un interesante buscador para que puedas descubrir qué actividades especiales se realizan en el museo cada día. Una experiencia inolvidable te espera si cruzas las puertas de este polifacético lugar. Descubre los pinitos del impresionismo, la era del pop art o la eclosión del siglo XIII. Un delicio paseo por las obras y cuadros que cambiaron la concepción del mundo. Un viaje a nuestros orígenes, al centro de gravedad de nuestra cultura. ¿Te lo vas a perder?

Comida rápida y a seguir con la aventura

Un bocado rápido: un par de buenas tapitas españolas y dos o tres cervecitas son suficientes para saciar el hambre y continuar con nuestra visita a Madrid. Para finalizar vuestra ruta por la capital española, os recomendamos que deis un garbeo por el popular barrio de Chueca. Una de las zonas más abiertas y liberales de la ciudad, recorrida cada día por miles de personas de toda orientación sexual. Un reducto de libertad, de alegría y de jolgorio en el que tomar un café, un refresco o, por qué no, una cerveza y disfrutar del ambientazo. 

Cae la tarde, llega la noche y nuestro tren, avión o autobús nos espera. Madrid nos dice adiós y deja en nuestro corazón un recuerdo inolvidable. ¿Volverás pronto a visitar Madrid?

¿Quieres compartirlo?