Bárbara Pérez, nuestra diseñadora estrella, nos concede esta risueña entrevista. Una amante del diseño con una vis cómica y una pasión (algo) oculta: la música.

¿Cuándo llegaste a Different Roads?

Llegué el 9 de enero de 2018, hace casi dos años ya. ¡Cómo pasa el tiempo! (ríe). 

¿Qué es lo que más valoras del equipo humano de la empresa?

Siempre estamos dispuestos a ayudarnos. Aunque tengamos un millón de cosas que hacer, siempre nos ayudamos los unos a los otros. Además, no hay rivalidades: ni dentro del equipo ni entre los diferentes departamentos. 

Has superado algunos retos de diseño, ¿verdad?

Uno de los primeros retos que tuve fue diseñar el catálogo de 2018 pocos días después de empezar a trabajar aquí. Fue difícil porque teníamos que trabajar con un archivo heredado y eso complicaba un poco las cosas. Teníamos poco tiempo, pero lo conseguimos. 

¿Cómo valoras tu trayectoria en la empresa?

Es muy positiva. He aprendido mucho: he crecido, crezco y seguiré creciendo como profesional.

¿Algún otro reto?

(Se queda en silencio, pensando). Bueno… aprender día a día y con rapidez. Eso es también un reto, pero muy estimulante. La capacidad de adaptación es muy importante.

¿Cómo definirías Different Roads en una sola frase? 

Evolución, evolución, evolución. Hemos cambiado nuestros objetivos y nuestra forma de organizarnos.

Volviendo a ti: eres una diseñadora con sorpresa…

Sí, la verdad. estudié Comunicación Audiovisual y Periodismo, pero luego me encaminé hacia el diseño, la maquetación y la edición de vídeo. Y bueno, pues aquí estoy (ríe). Antes de llegar a TTF trabajé en otros departamentos de Marketing y Diseño. Y, bueno, me dediqué a la docencia y a la coordinación de actividades al aire libre durante casi diez años. 

Cuéntanos cinco cosas que hayas aprendido desde que formas parte de la familia Different Roads.

Diría que he aprendido a trabajar en equipo, con bastante estrés y a ser resolutiva. También he aprendido mucho sobre marketing digital y sobre el funcionamiento interno de una empresa.

¿Cómo nació tu pasión por el diseño?

Al empezar la licenciatura de Comunicación Audiovisual me di cuenta de que la maquetación de audio y de vídeo era lo que más me llamaba la atención. Descubrí que me gustaba trabajar con herramientas digitales y decidí enfocar mi carrera hacia ese camino.

No nos olvidamos de las murgas, tu otra gran pasión. ¿En qué consisten exactamente?

Una murga es un hobby que tengo y que se hace en los carnavales de mi pueblo, Villar del Arzobispo. Consiste en coger la música de canciones que ya existen y cambiar la letra para hacer una crítica social o política de una forma cómica. Nos subimos al escenario y nos lo pasamos muy bien, la verdad. Además, hemos ganado unos cuantos concursos. 

Hablando de música, ¿qué canción te motiva siempre?

High hopes, de Panic! At the Disco

¿Algún mensaje para tu amigo invisible?

Me encanta la naturaleza. La naturaleza y los caballos. Por cierto, mi santo es el 4 de diciembre. Y mi cumpleaños es el 6 de agosto. Ya que estamos, ¡aprovecho! (ríe).

¿Quieres compartirlo?