Eva Ballester, compañera del equipo de Producto, se sienta en el sillón para contarnos su experiencia en la empresa, su día a día y los retos a los que se ha enfrentado. 

¿Cuándo llegaste a Different Roads?

Entré en octubre de 2018, ya hace casi un año 

¿Qué es lo que más valoras del equipo humano de la empresa?

Sobre todo el compañerismo. Cuando hay un problema, todos nos involucramos y ayudamos.

¿Cómo es tu día a día aquí?

En verano tenemos mucho trabajo, pero como el ambiente es bueno, los días pasan rápido y estás muy a gusto.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado?

Supongo que tener todo listo para que el tour salga adelante y no haya ningún problema.

¿Cómo valoras tu experiencia aquí?

He aprendido mucho, en especial a gestionar el estrés. He aprendido a distribuirme muy bien el trabajo.

Si tuvieras que definir Different Roads en una frase, ¿cuál sería?

Diversidad. Cada uno está especializado en una cosa, pero la sinergia entre todos es muy buena.

Cuéntanos un poco acerca de tu trayectoria.

Me gradué en Turismo en junio del año pasado. Llegué aquí buscando mi primer trabajo porque solo había hecho las prácticas de la carrera. El trabajo me gustó mucho a primera vista y sigo encantada.

¿Qué has aprendido desde que entraste a Different Roads?

Más que nada, he aprendido a hacer muchas tareas diferentes. Aprender a ser autónomo y a resolver problemas.

Dime un cantante, una peli y un libro.

Cantante, Leiva. Película, El curioso caso de Benjamin Button. Libro, “La llave de Sara”. Me encanta la temática de la II Guerra Mundial.

Un viaje soñado.

Costa Rica.

Tres ciudades en las que vivirías encantada.

Berlín, Madrid y Brujas.

Defínete en una frase.

Me considero una persona muy exigente y perfeccionista. Me adapto bien a los cambios.

¿Algún mensaje para tu amigo invisible?

Me encantaría que me regalasen los vuelos o alguna estancia en un sitio. ¡Soñar es gratis! (Ríe).

¿Quieres compartirlo?