Nos encanta formar parte de vuestra vida y que forméis parte de la familia Different Roads. Por eso, hemos preparado una serie de entrevistas para que conozcáis un poco más de nuestro equipo. ¡Os abrimos las puertas a Different Roads! Comenzamos con Javier Safont, pieza clave del departamento de IT, pasa por el sillón (vale, realmente es una silla de oficina) de las entrevistas para contarnos un poco más de sí mismo y de su experiencia formando parte de Different Roads.

¡Comenzamos!

¿Hace cuánto tiempo formas parte de la familia Different Roads?

Entré el 20 de agosto del año pasado. Entré buscando algo que me apasionara porque me apetecía cambiar. Llevo ya un año y la verdad es que me siento bastante cómodo y muy a gusto. 

¿Qué es lo que más valoras del equipo humano de la empresa?

Quizá el hecho de que todos trabajamos en la misma dirección. Destaco el gran trabajo en equipo y el hecho de que siempre que pides ayuda siempre hay gente dispuesta a ayudarte.

¿Cómo dirías que es el día a día del equipo de IT?

Además de dar soporte también estamos desarrollando nuevas herramientas para el cliente final y para el equipo de la empresa. Nos repartimos bastante bien las tareas, lo cual rebaja el estrés y nos permite crear un ambiente cómodo y productivo. 

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado en este tiempo?

La transición entre el antiguo equipo de desarrollo y el nuevo equipo que hemos formado. Antes se trabajaba sin mucha organización y el verdadero reto fue conseguir que la empresa confiase en el nuevo modo de hacer las cosas.  Nuestra prioridad siempre ha sido despejar las dudas del equipo y trabajar a tope, siempre desde la profesionalidad. 

¿Qué balance haces de tu año en la empresa?

Es un balance bastante positivo. Aunque tengo experiencia en otras empresas, el sector del turismo es realmente diferente. Te obliga a estar pendiente de todo en todo momento, pero eso es algo realmente positivo. Al fin y al cabo, trabajamos con personas que ponen sus ilusiones y sus vacaciones en nuestras manos. 

Voy a pedirte algo un poco complicado: resume qué es Different Roads en tan solo una frase.

Travel Tales Factory es una empresa muy centrada en sus objetivos.

¿Cómo resumirías tu trayectoria académica y profesional?

Soy técnico en Sistemas Microinformáticos y Redes y, además, técnico superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma y técnico superior en Desarrollo de Aplicaciones Web. Pero lo más importante para mí es la experiencia: “bajarse al barro”, pelear y aprender de forma autodidacta. 

Empecé con proyectos muy pequeños cuando tenía 17 años. Hacía webs para clientes (webs estáticas muy sencillitas). Después monté una empresa con un amigo y compaginé este trabajo con los estudios. Le echaba más horas que un reloj (ríe). Desde allí salté al sector del “e-learning” en una empresa puntera de la ciudad de Valencia. Allí pasé 3 años, pero necesitaba un cambio, progresar en mi carrera profesional. Por ello, me decidí irme al sector financiero y fue realmente un error. A los 6 meses decidí ampliar mis horizontes, pensé hacia donde encaminar mi carrera y decidí venirme a Different Roads. Aunque tenía más ofertas, esta fue, sin duda, la que más me convenció.

Navegando por tu Instagram he visto que te encanta tocar la guitarra…

Mi pasión por la música comenzó de pequeño, cuando mi padre me puso un disco de ‘The Beatles’ cuando todavía no sabía ni quiénes eran. Comencé siendo autodidacta y cogiéndole el gustillo a la guitarra. Al llegar a la adolescencia lo dejé un poco de lado, pero a los 18 años decidí comenzar a tomar clases y a aprender un poco más. Realmente disfruto mucho, pero me considero un “músico casero”.

Un libro, una película y un grupo de música.

Un libro: Maus, de Art Spiegelman.

Una película: La vida de Brian

Un grupo de música: Led Zeppelin

Hablando de música, dime una canción que te motive de verdad.

Jump, de Van Halen.

¿Algún mensaje para tu amigo invisible?

Uff, no, no. La verdad es que el año pasado acertaron de lleno con mi regalo. Además de la música, me encanta descubrir nuevas cervezas, así que estoy abierto a otro regalo así (ríe). La verdad es que la gente ya me va conociendo, así que mi amigo invisible lo tendrá muy fácil seguro.

¿Quieres compartirlo?