Quieres aprovechar tu último día de viaje en Estocolmo y no sabes por dónde empezar. La verdad es que la capital sueca cuenta con planes para todos los gustos: desde una ruta de running para los más deportistas hasta los mejores parques para pasar un día en familia. Hemos preparado un plan muy completito para que le saques todo el jugo a tu tiempo en Estocolmo. Un broche de oro para tu viaje organizado a las Perlas Bálticas. Puedes optar por hacerlo todo o solo una parte. ¡Tú eliges cómo pasar tu día en la espectacular Estocolmo!

07:30, hora de hacer un poquito de running

Suena el despertador y te preguntas por qué lo has programado tan temprano, ¿verdad? Luego recuerdas que deberías mover un poco el cuerpo y darle caña a esas piernas y te levantas de la cama de un salto. (Bueno, todo con cuidadito, por favor). 

Puedes echar una carrerita hasta Gamla Stan, uno de los barrios más bellos e inspiradores de la ciudad. Es una forma diferente de conocer la ciudad. Puedes ir a tu propio ritmo y disfrutar de Estocolmo desde otro punto de vista.

viaje organizado a las perlas bálticas

09:00, de vuelta al hotel para desayunar

Después de este derroche de energía, toca reponer fuerzas. Date una larga ducha y desayuna a gusto en la cafetería del hotel. ¡Te lo has ganado! Después, prepárate para volver a tomar la calle.

10:00, sesión de fotos en Prästgatan

Prästgatan es una de las calles más pintorescas de la capital sueca. Guardarte un rato para recorrerla vale realmente la pena. Y si te haces una pequeña sesión de fotos en su estrecha calzada servirá para que guardes unas postales preciosas. (Además, sería un souvenir fantástico).

Como es tan estrecha, los coches no pueden pasar con facilidad. Así que ya sabes, es una calle bastante “peatón-friendly”

Prästgatan

11:00 ¿Qué tal un pequeño almuerzo?

El gusanillo de media mañana entra y no se marcha, ¿verdad? Si te apetece disfrutar de un buen dulce y darte un caprichito, Tradkojan Café es la opción ideal para ti, no lo dudes. Tortitas, gofres y café al estilo sueco te esperan en este coqueto local del centro de la ciudad. Tómate un respiro en su pequeña cafetería de la calle Österlanggatan, número 5.

12:30 La mejor panorámica de la ciudad desde el ascensor Katrina

Esta estructura metálica con un curioso ascensor te regalará las mejores vistas de Estocolmo. Subir es bastante barato (tan solo cuesta un euro), pero vale totalmente la pena. Es una experiencia diferente que vivir en tu viaje organizado a las Perlas Bálticas. Resulta inspirador tener toda la ciudad a tus pies y sentir que, de alguna manera, formas parte del alma de Estocolmo

14:00 ¡Hora de comer!

Para comer, te recomendamos que hagas un pequeño picnic improvisado. Sandwiches, un poco de zumo, un par de bolsas de frutos secos para picar y algo de agua será suficiente para disfrutar de una comida diferente.

Os recomendamos que vayáis a Rosendals Trädgård, un jardín orgánico en Djurgården. Cuenta con muchas mesas de madera debajo de manzanos frondosos y fresquitos. 

16:30 Tiempo de un poco de arte moderno

Si el arte moderno te encanta, Moderna Museet te enamorará. Cuenta con obras de algunos de los artistas plásticos más importantes del siglo XX y de las dos décadas del XXI. El museo tiene también una sección dedicada a la arquitectura. Si eres artlover, no puedes perdértelo.

19:00 ¡A por una cervecita!

Tanto arte da sed, ¿verdad? Pues oye, pensamos que una buena cervecita es una opción ideal para dar el pistoletazo de salida a la noche. Déjate caer por alguna de las fantásticas cervecerías que encontrarás en el centro y bébete una buena rubia.

De vuelta al hotel, puedes parar en algún restaurante para tomar un bocado y coger fuerzas para hacer la maleta. ¡A por todas!

Y tú, ¿has estado alguna vez en Estocolmo? ¿Qué plan te apetece más? ¡Nos leemos!

¿Quieres compartirlo?