Ubicada en el noroeste de la Península Ibérica, Galicia es uno de los destinos favoritos de los españoles verano tras verano. Sus temperaturas suaves, sus impresionantes costas y su variada (y deliciosa) gastronomía la convierten en una joya que disfrutar en nuestras próximas vacaciones.

Hoy os traemos 5 pueblecitos maravillosos que no te puedes perder si decides disfrutar de un verano “different” en Galicia. ¿Nos acompañas a descubrir todo lo que a terra das meigas guarda para ti?

¡Comenzamos!

Pontedeume

A orillas del río Eume, Pontedeume nos espera para ofrecernos buena comida, estupendos paisajes y mucha (pero que mucha, mucha) Historia. Esta pequeña localidad tuvo un papel importantísimo en el desarrollo de la región a partir de mediados del siglo XIV. Muestra de ello son sus monumentos y las muestras de sus calles empredradas.

Además, está bañada por dos rías y cuenta con una gran cantidad de playas de bandera azul. ¡Un verdadero lujo para los sentidos! 

Padrón

Este es otro de los pueblecitos imprescindibles que debes visitar sí o sí si vas a pasar tus vacaciones en Galicia. Cuenta con un gran patrimonio cultural y natural, que lo convierte en una de las principales joyas de la comarca del Sar. La casa-museo de Rosalía de Castro y el Jardín botánico-artístico te enamorarán y conseguirán que te sientas como en un sueño. 

Y no te puedes ir de esta zona sin probar sus pimientos. Porque ya sabes… uns pican e outros non! 

Baiona

Ubicado en la costa de sur de Galicia, Baiona es una de las pequeñas ciudades con más importancia de la comunidad autónoma. No solo fue el lugar donde la Pinta arribó con la buena nueva del descubrimiento de América, sino que también cuenta con una de las fortalezas más bellas de la zona.

Tómate un buen heladito, disfruta de una estupenda mariscada en su paseo marítimo o da un estupendo paseo mientras gozas de su maravilloso clima. ¿Te apuntas?

O Cebreiro

Y si te quieres dejar llevar por la Galicia más auténtica, O Cebreiro es el pueblecito ideal para ti. Por sus calles parece que no haya pasado el tiempo. Huele a pura Galicia rural y real. Por cierto, es uno de los lugares de paso del Camino de Santiago francés. Una parada fantástica en plena provincia de Lugo.

Si eres un amante del arte, alucinarás con sus estupendamente conservadas piezas del prerrománico del siglo IX. ¿Te vienes?

Mugardos

Frente a la ría de Ferrol, Mugardos se levanta fuerte y colorido. La magia de sus lanchas, que cruzan el agua y conectan la localidad con la capital de Ferrolterra, nos regalan un paisaje precioso. Un paisaje del que podremos disfrutar desde su mítico muelle, donde degustaremos el mejor pulpo a la mugardesa y riquísimo marisco. Su vida nocturna es muy animada y las puestas de sol, una delicia. Por cierto, si eres amante del mar, la vecina playa de Chanteiro te enamorará. Prometido.

Y tú, ¿con qué pueblecito gallego te quedas estas vacaciones? ¡Nos leemos en la sección de comentarios! 

¿Quieres compartirlo?