¿Así que tú también lo estás deseando? Tienes tantas ganas de regalarte una escapadita… Pero no te preocupes, que aquí estamos para prepararte todo lo que necesitas, ya sabes. ¿Qué te parece desconectar durante un fin de semana en Oslo¡La capital noruega te está esperando!

¡Te dejamos unas cuantas recomendaciones!

Un desayuno, una comida y una cena

¿A quién no le gusta comer bien cuando sale de viaje? ¡Si somos todos unos comilones! Descubre cómo darle un sorpresón a tu paladar.

Hora de desayunar

Apent Bakeri es el lugar perfecto para tomar la primera comida del día. Platos sabrosos, mucho espacio y unas grandes cristaleras por las que entra la suave luz del sol. Su personal es realmente amable y el olorcito de la cocina te enamorará. 

Una comidita ideal

El Restaurante Olivia es un italiano, pero sí, aunque estemos en Noruega, es una buena opción. Sus precios son adecuados y ajustados. Es, además, una buena manera de tomar un bocado rápido y aprovechar al máximo nuestro tiempo en Oslo.

Una cenita rica

Como sucede en Suecia, las albóndigas son un plato muy popular en Noruega. Puedes probar las mejores de la ciudad en Meatballs. Cuentan con un menú bastante asequible e ideal para una cenita ligera.

Un museo para visitar

La Galería Nacional también merece toda nuestra atención porque posee la colección más grande de arte noruego del país, de arte nórdico y de arte internacional. Muchas de las obras de Edvard Munch se encuentran aquí, entre ellas El Grito. Y si este artista te apasiona, en esta misma ciudad se encuentra el Museo de Munch, donde hay obras relacionadas con el artista y otras suyas propias.

Un paseo imprescindible

Otra estupenda sugerencia es conocer la zona de Sørenga. Este antiguo muelle de contenedores se ha ido convirtiendo en un barrio completamente renovado del fiordo de Oslo. Su principal atractivo es el parque que preside el complejo y destaca por sus canales, extendidos a lo largo del barrio. Encontrarás además una gran variedad de restaurantes en los que degustar platos y conocer mejor la gastronomía noruega. Por cierto, sus vistas son, simplemente, espectaculares.

Una canción para preparar la maleta

Como ya sabréis, este año el Festival de Eurovisión no se celebrará por la crisis sanitaria del coronavirus. Por ello, en homenaje, os recomendamos “Attention”. Se trata de la canción con la que Ulrikke iba a representar a su país este mayo sobre el escenario eurovisivo.

Por cierto, se erigía como una de las favoritas de los expertos para proclamarse como vencedora del torneo. ¡Todo un himno, vaya!

¿Quieres compartirlo?