La vena más aventurera, espía y exploradora te sale en verano, ¿a qué si? Apetece descubrir nuevas calles, nuevas ciudades, nuevos lugares. Nuevos mundos, en definitiva. ¿Y qué mejor momento para ponerse manos a las obras que en tu viaje a Rusia?

Hoy te traemos 5 rincones secretos de San Petersburgo para que te pierdas, te encuentres, disfrutes y, sobre todo, te enamores de esta maravillosa ciudad rusa.

¡Comenzamos!

¿Pero… rincones secretos, secretos?

Bueno, secretos, secretos… no son. Básicamente porque, si lo fueran, no podríamos entrar en ellos. Pero… ya nos entiendes. Son lugares y monumentos poco concurridos y que, sin duda, te conquistarán en tu viaje a Rusia. 

¿Por dónde empezamos?

Palacio Yúsupov

En este palacio asesinaron a Rasputín. Sí, estamos hablando de ese Rasputín. Todo lo que rodea a este curioso personaje está sumido en un aura gris de ocultismo. Y, por supuesto, su asesinato no escapa de ese extraño ambiente…

El palacio pertenecía al linaje de los Yúsupov, uno de los más famosos, ricos y conocidos de la ciudad de San Petersburgo. Sus riquísimos interiores, altísimos techos y decoración recargada hará las delicias de los amantes de la Historia. Una de las últimas muestras de la ostentación y lujo ruso imperial.

Cementerio Tijvin

No, no es que nos guste mucho lo tétrico, la verdad. Pero el Cementerio Tijvin vale la pena. Conocida como la “Necrópolis de los maestros de artes”, acoge los restos mortales de algunas de las personalidades más importantes de la Historia de Rusia, como, por ejemplo, Dostoyevski. Abre hasta las 6 de la tarde. Es muy importante que respetes los horarios, especialmente en este tipo de lugares. Si te apetece descubrir un lugar diferente y descubrir el pasado del país desde otro punto de vista, te recomendamos esta interesante visita.

Arco de Triunfo de Moscú

Tss, quietos paraos’. Sí, sabemos que estamos hablando de San Petersburgo. No nos hemos despistado (bueno, de momento). Esto va totalmente en serio, hay un “Arco de Triunfo de Moscú” en San Petersburgo. Pero, oye, todo tiene un sentido. Resulta que marca el inicio de la carretera que une ambas ciudades. (Que están un poquito lejos en coche, pero bueno…) En resumen, es un arco del triunfo para celebrar las batallas ganadas a los turcos, persas y polacos. Fue demolido antes de la II Guerra Mundial y el actual es una reconstrucción. Pero vamos, que vale la pena visitarlo.

Nueva Holanda

Nueva Holanda es una isla de San Petersburgo. Sí, estamos seguros. La verdad es que, visto lo visto, San Petersburgo es una ciudad de lo más original. Un espacio cultural en el que podrás disfrutar de conciertos y actividades de todo tipo. Una isla artificial y una suerte de parque para locales y visitantes extranjeros. Si tienes tiempo en tu tarde libre por San Petersburgo, te recomendamos (y mucho) que visites Nueva Holanda. ¡Ya nos contarás que tal tu experiencia cuando vuelvas a casa! 

La Kunstkámera, el museo más antiguo de la ciudad

Por ser el museo más antiguo de la ciudad, la Kunstkámera de San Petersburgo no tiene por qué ser aburrida (¡ni mucho menos!) ¡Un respeto a la edad! Construida por orden de Pedro el Grande, es uno de los edificios culturales con más solera de la ciudad. Este zar sentía verdadera curiosidad por el cuerpo humano y, por eso, el museo cuenta con bastante material… anatómico (¡glups!). ¿Te atreverás a visitarlo en tu viaje a Rusia?

¿Quieres compartirlo?