¿Te gustaría conocer Irlanda este verano? Este país tiene numerosos puntos de interés históricos y artísticos, pero también te atraerá por su mundo fantástico y lleno de leyendas. En tu próximo viaje organizado a Irlanda de Different Roads, nuestra agencia de viajes online, podrás descubrir uno de sus parajes más especiales: la colina de Tara. Se trata de un pequeño promontorio del Condado de Meath, que es todo un símbolo de la mitología irlandesa. Aprovecha tu circuito por Irlanda para conocer los mitos y leyendas que circulan en torno a esta colina.viaje organizado a Irlanda

Un viaje organizado a Irlanda para llegar hasta Tara

La colina de Tara es una pequeña elevación de terreno calizo que se encuentra situada entre Navan y Dunshaughlin, en el condado de Meath. Cerca de estas tierras de la provincia irlandesa de Leinster se encuentra también el río Boyne. Ya solamente por su ubicación privilegiada, este paraje natural es de visita obligada durante tu circuito organizado por Irlanda, pero la verdad es que Tara es mucho más que un paisaje. Es la sede del conocido Recinto Real prehistórico y el centro de numerosas leyendas que confieren a esta colina una gran espiritualidad.

La importancia histórica de la colina de Tara

Cuando visites Tara en uno de nuestros viajes organizados en verano debes saber que fue el centro espiritual de Irlanda hasta la segunda mitad del siglo XII. Aquí también se tomaron muchas decisiones políticas importantes, ya que fue la sede los reyes irlandeses durante un largo período de tiempo. De hecho, existen teorías que señalan esta colina como la capital de la civilización precelta de Irlanda y los reyes de Meath gobernaban desde aquí con una categoría divina.

La importancia simbólica de este lugar se mantuvo a través de toda su historia. Una buena muestra de ello es que en el siglo XIX se realizó un encuentro político que atrajo a nada menos que un millón de personas.

Descubre leyendas sobre la colina de Tara en tu viaje organizado a Irlanda

Si finalmente has decidido realizar uno de nuestros viajes organizados a Irlanda este verano, cuando visites la colina de Tara te encontrarás con diversos monumentos antiguos que también son el origen de diversas leyendas relacionadas con estas tierras.

Fortaleza de los Reyes

El primero de ellos es la Fortaleza de los Reyes o Ráith na Rig, una fortificación que tiene su origen en la Edad del Hierro y que te sorprenderá por sus increíbles dimensiones, ya que su diámetro mide casi un kilómetro. En su interior, se encuentran dos anillos de piedras que se conocen como la Casa de Cormac y el Asiento Real. Justo este último es el escenario de una de las leyendas más importantes relacionadas con estas tierras. Se dice que la piedra colocada en el centro del Asiento Real, en plena cima de la colina, tenía que rugir tres veces cuando alguien se sentaba en ella para demostrar que era el verdadero rey y se merecía la corona a la que aspiraba.

Dumha na nGiall

Otro de los monumentos que podrás contemplar en Tara durante tu circuito organizado por Irlanda que desata las leyendas y las teorías sobre el origen de este lugar mitológico es Dumha na nGiall, una tumba de la época neolítica cuyo pasillo está alineado con dos de las antiguas fiestas celtas más importantes, las de Samhain e Imbolc. Esto ha despertado dos dudas entre los científicos: una posible llegada antes de lo sabido del pueblo celta a estas tierras, o la posibilidad de que estas fiestas que todos consideran celtas fueran, en realidad, heredadas de otros antiguos pobladores.

La lucha entre el demonio de Tara y Finn

Otra de las grandes leyendas asociadas a este espacio mágico que podrás visitar en tu próximo viaje organizado a Irlanda es la que narra la lucha que tuvo que afrontar el joven Finn por conseguir ser el jefe de los guerreros de Tara.

Finn era hijo de Cumhal, el gran guerrero del rey de Tara, y quiso ocupar este puesto cuando hizo mayor. Con este objetivo, se encaminó hacía estas tierras para formar parte de la gran asamblea. El rey Cormac, al darse cuenta de su presencia, le preguntó por su linaje y le permitió unirse a sus tropas después de hacerle jurar fidelidad.

Al cabo de un tiempo, Tara sufrió el ataque de un demonio que le lanzaba cada noche bolas de fuego. Ningún otro guerrero quiso enfrentarse a él, hasta que apareció Finn. El rey le dijo que si vencía podría ocupar el mismo lugar que ostentó su padre.

El joven se fue a luchar con el demonio con una arma mágica que le había regalado un antiguo compañero de su padre y consiguió romper el hechizo y derrotarlo. Cuando apareció ante el rey con su cabeza cortada, el rey hizo que todas las tropas le juraran obediencia eterna.

¿Quieres conocer esta y otras leyendas de Tara? Durante tu viaje organizado a Irlanda podrás vivirlas en primera persona en estas increíbles tierras.

¿Quieres compartirlo?