Exóticas auroras boreales y días que nunca se terminan, exquisitos manjares, paisajes deslumbrantes y un sinfín de fabulosas actividades te esperan si te decides a viajar en familia a Noruega en época estival. Este país nórdico encierra muchos encantos que merece la pena descubrir junto a los tuyos.

Los fiordos de Noruega son uno de sus principales atractivos por la belleza que desprenden. Estas estrechas entradas de mar, que la naturaleza forma por la inundación de un valle parcialmente cavado o tallado por la acción de los glaciares, dibujan entornos bucólicos y paradisíacos.

Los grandes alicientes de viajar en familia a Noruega

Viajar en familia a Noruega ofrece muchos alicientes y una amplia variedad de actividades que realizar junto a los tuyos. Visitar Noruega con niños puede ser, de hecho, el plan ideal para tus vacaciones de verano. Hacer un crucero a través de los principales fiordos de Noruega es una de las cosas que no te puedes perder.

Otra de las actividades ideales para practicar en Noruega con niños es el senderismo. Encontrarás numerosas y preciosas rutas perfectamente señalizadas a través de las cuales podrás sentir el privilegio de estar en contacto directo con la naturaleza.

Y otro de los grandes placeres de viajar en familia a Noruega es degustar los sabrosos manjares que ofrece su gastronomía, como el salmón, la carne de reno, cocinada y en embutido, y el caviar.

Los principales fiordos de Noruega

Lo ideal para viajar en familia a Noruega es hacerlo con un tour organizado, ya que de esta forma no te perderás ni uno solo de los principales reclamos turísticos. Será mucho más cómodo si te vas a desplazar con niños. Visitar los fiordos en verano, cuando el clima en el país es idílico, te permitirá sacar un gran partido a tu escapada vacacional.

Geirangerfjord

Se encuentra en el distrito de Sunnmøre, al sur de la provincia de Møre og Romsdal y es uno de los lugares más visitados del país. Si vas a Noruega con niños no puedes perder la oportunidad de disfrutar de una excursión en barco a través de sus aguas, que cada año surcan más de 600.000 visitantes. De paso, puedes dar una vuelta por el acogedor pueblo de Geiranger, que tiene unos 200 habitantes.

viajar en familia a Noruega

Nærøyfjord

Declarado también por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, como los principales fiordos de Noruega, este estrecho y espectacular fiordo se localiza en aguas del Mar del Norte, en la costa occidental de la península escandinava donde se halla también el gran fiordo de Song. Tiene una extensión de unos 17 kilómetros y está rodeado por montañas altas con picos nevados, por las que descienden preciosas cascadas y en las que se asientan pintorescos pueblos como el de Aurland, en el condado de Sogn og Fjordane.

Sognefjord o Fiordo de los Sueños

Es el de mayor extensión del país y el segundo más grande del mundo, por lo que sin duda merece la pena atravesar sus aguas en un ferry. Situado en la provincia de Sogn og Fjordane, llega a alcanzar su máxima profundidad a más de 1300 metros bajo el nivel del mar. Puedes aprovechar la ocasión para visitar las ciudades cercanas a su ribera como Balestrand, Gudvangen y Flåm. O cruzarlo desde Bergen, la ciudad europea en la que más llueve, hasta Skjolden.

Lysefjord 

Se encuentra en pleno Mar del Norte, en el distrito de Ryfylke, muy cerca de la ciudad de Stavanger, una de las principales del país junto a Oslo y Bergen, a las que no puedes dejar de ir si vas a viajar en familia a Noruega. Uno de los grandes atractivos es completar una ruta de senderismo por el Preikestolen, para lo que tendrás que ir hasta Tau, y disfrutar de las vistas de este fiordo desde las alturas. Una experiencia única al viajar en familia a Noruega.

Lysefjord

 

 

¿Quieres compartirlo?