viaje organizado a la selva negra

Viaje organizado a la Selva Negra: circuito por sus pequeños pueblos

Si buscas relajar los sentidos y olvidarte por unos días de la gran ciudad y sus demandas, apúntate ya a un viaje organizado a la Selva Negra. Un paseo por el sur de Alemania es la excusa perfecta para desconectar del ruido y deleitarse con los paisajes y la hermosura de sus pequeños pueblos de diminutas casas de madera, calles adoquinadas y campanarios en punta.

Ciertamente, el recorrido por sus 160 kilómetros de praderas, lagos, cascadas y bosques encantados envuelve a los visitantes en una escena paralela, como por fuera del mundo corriente. Por ello, cada vez más españoles deciden realizar un circuito por la Selva Negra durante el verano, época en la que el verdor característico de la región y su pintoresca arquitectura se funden en un cuadro paisajístico espectacular.

Viaje organizado a la Selva Negra y sus encantos

En la tierra de los relojes de cuco, paradójicamente, es posible olvidarse del tictac del reloj. Allí, el aire cambia por completo: es más puro, inunda rápidamente tus pulmones y te llena de vitalidad. El ambiente se transforma y despierta todos los sentidos ante la arquitectura tan singular de estas aldeas alemanas, uno de los atractivos más valorados por los viajeros.

La naturaleza y la cultura se hermanan y se influyen mutuamente en estos pueblos coloridos de casitas de cuento. En efecto, la belleza natural se amplifica con el magnífico entorno urbano, y viceversa. No por casualidad despierta un mundo de sensaciones en los trotamundos que se aventuran a un circuito por la Selva Negra. Pero ¿te animas a recorrer estos pueblitos de ensueño?

Viajes organizados en verano: visita estas aldeas asombrosas

Como ya se ha dicho, el verano es la época ideal para realizar la ruta por los encantadores pueblos del sur de Alemania que, por su arquitectura singular, se convierten en escenarios típicos de un cuento de hadas, con bruja malvada incluida. No olvidemos que esta zona, por sus bosques frondosos, sus lagos y su magia, ha inspirado cientos de escenas mitológicas, aventuras fantásticas (aquí nacieron los cuentos de los hermanos Grimm) y, por cierto, oscuras; de ahí proviene el calificativo de «negra». Pero, vamos al detalle de algunas paradas obligadas a lo largo de tu viaje organizado a la Selva Negra.

Triberg y sus oníricas cataratas

Es el pueblo donde, por excelencia, se fabrican artesanalmente los relojes de cuco tan típicos de esta región. Allí, de hecho, se erige el más grande del planeta. Triberg es, además, famoso por estar situado a orillas del río Gutach y al lado de una de las cascadas más altas del país. Es una aldea que no puedes dejar de visitar en verano.

Gengenbach, ícono arquitectónico

En tu viaje organizado a la Selva Negra tampoco puedes dejar de pasar por Gengenbach, conocido por sus calles de piedra y sus balcones llenos de flores. Su arquitectura es tan fantástica que allí se rodaron algunas escenas exteriores del filme «Charlie y la fábrica de chocolate». Algunos de sus principales atractivos turísticos son la iglesia barroca de Santa María, la Torre Kinzig, antigua puerta de entrada a la ciudad, y el ayuntamiento del siglo XVIII, conocido como Rathaus. Su fachada imita a un calendario de adviento y, en vísperas de Nochebuena, se van abriendo, día por día, cada una de sus veinticuatro ventanas. Es el pueblito en que los viajeros se disponen a probar la típica tarta Selva Negra. ¿Dónde sino?

viaje organizado a la selva negra

Laufenburg, uno de los más populares

A orillas del Rin, se levanta este pueblito de callejones de adoquín, fuentes, torres por doquier y restos de las ruinas del antiguo castillo de Laufenburg. Esta aldea es conocida como la «perla del Alto Rin», ya que históricamente fue disputada por Francia, Suiza y Alemania que, desde sus orígenes, lucharon por conquistarla. Fue Napoleón quien la separó en dos, justamente porque era una porción de tierra muy codiciada. Así quedó Laufenburg dividida en dos y unida por un puente que cautiva a los viajeros por su belleza.

Schiltach, entre bosques y montañas

Su casco histórico medieval, en el que se destacan el ayuntamiento cuya fachada tiene pintados dibujos sobre la historia del pueblo y su magnífica plaza triangular (llamada Marktplatz), reúne a trotamundos de todas partes del Globo. Allí, aprovechan para beber exquisita cerveza artesanal en sus biergarten (jardines de la cerveza), terrazas típicas donde el principal producto que se expide es, justamente, la cerveza de industria local.

Viajes organizados: tu solución turística para pasarlo en grande

Reserva tu próximo viaje organizado a la Selva Negra a través de una empresa que garantice tu máxima satisfacción. Como Different Roads, agencia de viajes online especializada en circuitos personalizados a destinos diversos principalmente por Europa, Norteamérica y Asia. Nos ocupamos de todo, para que ningún detalle quede librado al azar. Ofrecemos un producto diferente, de calidad y a precios extremadamente competitivos en este viaje organizado a la Selva Negra.

Category: AlemaniaVerano

Tags:

Article by: Different Roads